Resumen: La motivación a veces no nos acompaña en todo momento mientras avanzamos en un proyecto. Si te sientes desmotivado, aprender a re-motivarte es lo que necesitas para seguir avanzando con energía.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 54 segundos.

Si no estás motivado desde el comienzo, no tendrás el ímpetu para tomar el primer paso que necesitas para lograr lo que quieres. Si no encuentras una forma de mantenerte motivado hasta que logres tu objetivo, no tendrás la energía para llegar ahí.

Motivarse acerca de lo que quieres hacer es siempre fácil, pero mantenerse motivado luego de eso es mucho más desafiante. Es mucho más simple motivarse que mantenerse motivado.

¿Cuán fácil te motivas de la apatía? Zig Ziglar lo dijo perfectamente “La motivación no dura, es como una ducharse, por lo cual se recomienda a diario”.

Aquí hay 4 razones comunes de porqué pierdes motivación y qué puedes hacer al respecto.

1. Está muy lejos de ser alcanzado

cant reach

Una de las razones más comunes por las cuales la motivación se pierde, es cuando el objetivo es más difícil que como se veía. ¿Te has sentido realmente motivado para comenzar, pero a medida que pasa el tiempo tu motivación desaparece a medida que te vas dando cuenta lo desafiante que es?

Si no te sientes confiado en lo que quieres y tus metas parecen lejos de alcance, no te sentirás muy motivado para tomar acción.

  • Si comienzas a perder confianza y la incertidumbre llega, no te rindas. Primero pregúntate a mi mismo; “¿Qué está haciendo esto tan difícil para mí?” Querrás identificar la causa de este sentimiento y saber que te podría dar más confianza para continuar. Escribe lo que sea que se te venga a la mente. Podría ser que te falta alguna habilidad, auto-estima, claridad, tiempo, etc.
  • Una vez que hayas identificado lo que está causando esto, podrás idear maneras de resolverlo y luego te sentirás motivado para seguir hacia adelante. En vez de rendirse ante una meta, encuentra una vía para sentirte más confiado acerca de tus habilidades, crea mini objetivos para apoyar a tu objetivo más grande y motivarte de nuevo. Si te rindes porque es muy difícil, te estarás rindiendo a muchas cosas en tu vida.

2. Te sientes atrapado

atrapado

¿Te has sentido motivado acerca de lo que estás haciendo pero te sientes impedido de tomar acción al respecto al mismo tiempo? Si te sientes atorado vas a procrastinar y rápidamente perderás la motivación para seguir avanzando.

Cuando quieras hacer algo nuevo o tomar acción hacia un nuevo objetivo, necesitas tener tus sentimientos y acciones alineados. Cuando tus sentimientos no están alineados con la acción, nada fluirá y te sentirás atascado de nuevo. Cuando te sientas atrapado, revisa en ti mismo e identifica si son los sentimientos o las acciones las que te detienen. ¿Cuáles son tus pensamientos y tus sentimientos verdaderos acerca de esta meta y las acciones requeridas para llegar hasta allí?

Digamos que eres un freelancer buscando más clientes y éste es tu objetivo principal. Una de las estrategias que has escogido es enviar tu portafolio y discurso a potenciales clientes. Tú sabes que esta estrategia tiene un alto índice de éxito así que has decidido incluirlo en tu plan.

  • Si tus pensamientos y sentimientos no están alineados, podrías pensar que este es un buen paso para dar, pero luego te sentirías atascado por falta de confianza en acercarte a nuevos clientes y vender tu servicio. Al final, te atascarás y perderás la motivación.
  • Si tus acciones no están alineadas, podrías sentirte confiado en tus habilidades para vender, pero no piensas que esta es la mejor acción a tomar para lograr tu objetivo, te das cuenta que tomaste la opción porque leíste que era algo bueno que podías hacer. Al final, te atascarás y perderás la motivación.

Identifica lo que te mantiene detenido o atascado y cambia lo que sea necesario. Una vez salgas del atasco, recuperarás la confianza que necesitas para avanzar hacia adelante.

3. No puedes ver el retorno de tu inversión

blindfolded

Simplemente porque algo sea bueno para ti, no significa que inmediatamente estarás motivado por ello, necesitas tener un alto retorno de la inversión de tu trabajo para mantener esa motivación. Necesitas ver una conexión clara y motivante entre los esfuerzos que pones y lo que estás obteniendo como resultado. Un error muy grande es “asumir” que algo será eventualmente motivante y continuar haciéndolo bajo la esperanza de que “debería ser motivante”, cuando simplemente no lo es.

Comenzarás a perder motivación cuando sientas que has puesto mucho esfuerzo sobre algo que al final no te devolvió grandes resultados. Existen 2 formas de hacer las cosas en situaciones como éstas; decidir que no vale el esfuerzo o identificar las razones de porque esto es realmente algo asombroso de realizar.

  • Las recompensas intrínsecas son más motivantes que las recompensas extrínsecas, así que mejor puedes comenzar conectando tus objetivos con tus valores. Cuando tus objetivos están alineados con tus verdaderos valores, encontrarás más fácil poner la cuota de esfuerzo y mantenerte motivado.
  • Luego, vincula todos los beneficios asociados a lo que quieres y también incluye los bi-beneficios; que son los beneficios resultantes de esos beneficios. Encuentra la mayor cantidad de razones sobre porqué tus intenciones son buenas para ti. Desafíate a ti mismo a crear una lista con al menos 10 beneficios para renovar tu motivación de nuevo.
  • Finalmente, podrías dejar en claro lo que podría pasar si no tomas acción. Quizás encuentres que esto te motive más para moverte pronto hacia las cosas que te gustan, más que a las que no te gustan.

4.  Te sientes decepcionado

decepcion

¿Alguna vez has sentido que vas a en un bote río arriba, en contra de la corriente? Es una lucha constante y se siente como que las cosas no progresan, no importa que hagas. Cuando hay tantas batallas, obstáculos y desafíos delante, y en tu camino encuentras decepción tras decepción, perderás la motivación muy rápido.

Imagina que das vuelta el bote y dejas que se vaya río abajo. Puedes hacer esto si cambias la forma en que miras la situación. Sentirse decepcionado no es una sensación grata, nadie quiere la decepción. ¿Es posible que exista un mensaje en las “decepciones”? Muy seguido seguimos atrayendo la misma experiencia hasta que aprendemos como manejarla de una buena forma.

Algunas veces sólo necesitas seguir escuchando los “no” para llegar a los buenos “si”, o algunas veces necesitas ver los “regalos” de la situación que sucede en vez de reaccionar a ciegas y sólo mirar donde quieres mirar. Estos pueden ser los desafíos en particular que necesitas superar para crecer y alcanzar tu meta al final. Si te sientes decepcionado es por la forma en que ves la situación, ¿es posible que exista una mejor forma de mirarlo? Si es que la hay, ya no sentirás una falta de motivación en forma alguna.

Si quieres superar efectivamente la falta de motivación, identifica porqué sucedió y luego toma acciones importantes para encontrar la motivación de nuevo – estará siempre ahí, siempre en ti. Sólo necesitas tomar ese paso extra para encontrarla y devolverla.

Autor: Kirstin O’Donovan
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.