10 Errores de pensamiento que aplastan tu fortaleza mental

10 Errores de pensamiento que aplastan tu fortaleza mental

Resumen: Nuestra propia forma de pensar moldea la opinión que tenemos de nosotros, de otros y de lo que el futuro tiene para nuestra vida. Reconocer estos patrones y corregirlos es importante para mejorar nuestras relaciones y conseguir nuestros objetivos.

reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 4 segundos.

La fortaleza mental requiere de 3 pilares para su desarrollo:

  1. Administrar nuestros pensamientos.
  2. Regular nuestras emociones.
  3. Comportarnos productivamente respecto de nuestras circunstancias.

Aunque las 3 áreas pueden ser un verdadero desafío por sí solas, es muy común que nuestros pensamientos sean la dificultad para ser mentalmente más fuertes.

A diario en nuestras rutinas, nuestro narrador interno narra nuestra experiencia. Y es ese, nuestro diálogo unipersonal el que guía nuestro comportamiento e influencia cómo interactuamos con otros. También juega un rol importante en cómo nos sentimos respecto de nosotros mismos, otras personas y el mundo en general.

Muy frecuentemente, sin embargo, nuestros pensamientos conscientes no son realistas; son irracionales e imprecisos. Por tanto, creer en nuestros pensamientos irracionales puede llevarnos a problemas que afectan nuestra comunicación, nuestras relaciones y nuestras decisiones.

Ya sea que persigues metas personales o profesionales, la clave para el éxito generalmente comienza con reconocer y reemplazar pensamientos imprecisos. Los errores más comunes del pensamiento pueden ser divididos en estas 10 categorías, las que fueron adaptadas del libro de David Burn: Sentirse bien: La nueva terapia del estado anímico.

1. Pensamiento del TODO o NADA

Algunas veces vemos las situaciones como negro o blanco: quizás tengas estas 2 categorías de colegas en tu trabajo – los buenos y los malos. O quizás miras cada proyecto como un éxito o un fracaso.

Es bueno reconocer las sombras de gris, en vez de poner etiquetas de “todo bueno” o “todo malo”.

2. Sobre-Generalizar

Es fácil tomar un evento particular y generalizarlo al resto de tu vida. Si fallaste para cerrar un negocio, puede que decidas pensar “Soy malo en el cierre de negocios”. O si has sido tratado mal por miembros familiares, puede que decidas pensar “Todos en mi familia son unos maleducados”.

Es bueno darse cuenta  de cuando un incidente puede aplicar a un momento en particular, en vez de todo el resto de tu vida.

3. Filtrar lo positivo y dejarlo fuera

Si ocurren nueve cosas buenas y una mala, algunas veces filtramos las buenas y nos quedamos con las malas. Quizás lo dejamos como un mal día, a pesar de todo lo positivo que haya ocurrido. O quizás cuando evaluamos nuestro desempeño en el día la conclusión es “pésimo” a pesar  de que sólo cometimos un error.

Filtrar fuera lo positivo podría estar evitando tener una mirada realista sobre una situación.

Es bueno desarrollar una mirada balanceada al considerar ambas cosas; lo positivo y lo negativo.

4. Lectura mental

Nunca podemos estar seguros de lo que otra persona piensa. Pero aún así, ocasionalmente asumimos saber lo que pasa en la mente de otra persona. Cosas como “Debió haber pensado que soy un estúpido en la reunión” hace una inferencia que no necesariamente está basada en la realidad.

Es bueno recordarse a uno mismo que podríamos estar haciendo supuestos equivocados sobre las percepciones de otras personas.

5. Catastrofizar

Algunas veces pensamos que las cosas son mucho peores de lo que realmente son. Si fracasas al alcanzar tus metas financieras un mes puede que pienses “Voy a terminar en la quiebra.”, o quizás “Nunca ahorraré lo suficiente para mi vejez.” incluso aunque no exista evidencia para esa situación. Puede ser fácil envolverse en una corriente de pensamientos catastróficos una vez que nuestros pensamientos se vuelven negativos.

Cuando toque predecir el “oscuro final”, es bueno recordar que existen múltiples posibilidades para un resultado.

6. Razonamiento emocional

Nuestras emociones no están siempre basadas en la realidad, pero frecuentemente los asumimos como racionales.

Al estar preocupados por un cambio de carrera profesional, podríamos pensar “Si me aterra tanto esto, no debería cambiar de trabajo.” O podríamos estar tentados de asumir “Si me siento como un perdedor, debo ser un perdedor”.

Es esencial reconocer que nuestras emociones, así como nuestros pensamientos, no están siempre basados en hechos.

7. Etiquetar

Etiquetar significa poner un nombre a algo. En vez de pensar “Ella se equivocó”, quizás podríamos pensar en esa vecina como “una idiota”. Etiquetar a las personas y experiencias las coloca en categorías que frecuentemente están aisladas en incidentes.

Es bueno darse cuenta cuando estamos intentando categorizar para evitar poner etiquetas mentales en todo.

8. Predicción de fortuna

A pesar de que nadie sabe lo que pasará en el futuro, algunas veces a algunas personas les gusta pensar que pueden predecir los resultados. Cosas como “Voy a ser una vergüenza mañana” o “Si comienzo a hacer la dieta, voy a subir de peso.” Este tipo de pensamientos pueden convertirse en profecías personales si no somos cuidadosos.

Al momento de predecir el futuro oscuro es bueno recordar que existen muchas otras posibilidades que podrían ocurrir.

9. Personalización

Por mucho que nos guste decir que el mundo no gira alrededor de nosotros, es fácil personalizar lo que nos ocurre. Si un amigo no llama de vuelta se podría asumir que “Está enojado contigo” o si un colega está gruñón se podría concluir que “No se lleva bien contigo”.

Cuando nos encontramos “personalizando” lo que ocurre, es bueno tomarse el tiempo para ponderar otros factores que podrían estar influenciando las circunstancia.

10. Ideal irreal

Hacer comparaciones injustas sobre nosotros mismos y otras personas podría arruinar nuestra motivación.

Mirar a alguien que ha conseguido mucho éxito y pensar “Yo debería haber hecho eso.”, no ayuda en absoluto, especialmente si esa persona tuvo golpes de suerte o ventajas competitivas en el camino al éxito.

En vez de medir la vida en comparación con la de otra persona,  es bueno comprometerse en el camino personal del éxito.

Arreglando los errores de pensamiento

Una vez reconocidos los errores de pensamiento, es un buen comienzo desafiar esos pensamientos.

Buscar las excepciones a la regla y conseguir evidencia de que nuestros pensamientos no son 100% verdaderos es una buena práctica, porque luego se pueden reemplazar los pensamientos iniciales con pensamientos más realistas.

No es necesario que el objetivo sea reemplazar los pensamientos negativos con idealismos o pensamientos positivos. En vez de eso, se trata de reemplazar con pensamientos realistas.

Cambiar la forma en que pensamos requiere de mucho esfuerzo al comienzo, pero con práctica, se notarán estos cambios; no simplemente en la forma de pensar, sino que también en la forma en que nos comportamos.

A fin de cuentas, se puede hacer la paz con el pasado mirando el presente de forma distinta, y sobre todo, pensando en el futuro de una forma que apoye tus posibilidades de alcanzar tus propias metas.


Autor: Amy Morin
Artículo original

6 Hábitos para mejorar tu agilidad mental

6 Hábitos para mejorar tu agilidad mental

Resumen: La agilidad mental se puede entrenar y se puede facilitar con algunas prácticas bastante simples. Mejorar nuestra agilidad mental no sólo significa resolver desafíos en menos tiempo, significa también aprovechar la vida de una manera más profunda y significativa.

reloj homo eficiensLectura: 3 minutos, 52 segundos.

Nuestro cerebro es una máquina impresionante y por ello es que no podemos hablar de la inteligencia como una sola, sino como un conjunto diferenciado, que podemos mejorar si las ejercitamos conscientemente. Según la propuesta de Gardner en 1983, poseemos 8 tipos de inteligencia. 

Si bien es cierto que algunas personas son más “ágiles” mentalmente; es decir que son capaces de resolver diferentes problemas con mayor velocidad que sus pares, esta “agilidad” es algo que también se puede desarrollar si te lo propones y tienes la disposición de hacerlo, como la mayoría de las habilidades.

Quizá desde pequeño te decían que no eras demasiado rápido pensando o que eras muy lento para encontrar soluciones a problemas utilizando la lógica, pero eso no quiere decir que estés condenado a ello. Puede que no hayas nacido con esa facilidad, pero hay cosas que puedes hacer para adquirirla.

Por ello a continuación te compartimos algunos hábitos transversales a los tipos de inteligencia, que sin duda te ayudarán a ejercitar tu agilidad mental:

1.- Lee más. Cuando leemos nuestra imaginación vuela, creamos nuevos mundos en nuestras mentes a partir de las letras que nos son presentadas, debemos recordar nombres de personajes, situaciones a los que son sometidos, aprendemos cosas nuevas, entre muchas cosas más. 

Todo esto representa un ejercicio para nuestras conexiones mentales, lo cual es beneficioso para el cerebro. Mientras más lo ejercites más fácilmente podrás utilizar las conexiones mentales ya creadas, lo que contribuye a la agilidad mental y te apoyará para alcanzar tus metas.

2.- Come frutos secos. Debido a su alto contenido en ácidos grasos, los cuales contribuyen a nuestra salud cardiovascular y además para nuestro cerebro, son una excelente opción para que los consumas como snacks o como parte habitual en tu dieta diaria. 

Entre los frutos secos más beneficiosos se cuentan las nueces, avellanas, pistachos, castañas de cajú, maní, almendras, entre otros. Todos ellos son altamente saludables además de deliciosos y gracias a su composición, son un alimento excelente para el cerebro, no solamente para el momento en que lo consumes, sino a largo plazo siendo agentes previsores de enfermedades mentales degenerativas como la demencia senil o el Alzheimer.

3.- Aprende algo nuevo a diario. Quizás la palabra “algo” puede ser un poco ambigua, pero aquí es ideal porque logra englobar todo lo que podrías aprender: ya sea una palabra en un idioma nuevo, un nuevo concepto, una forma de hacer algo, un rasgo de alguna cultura extranjera o una manera de cocinar; hay muchas cosas que se pueden aprender ya sean pequeñas o significativas.Aun así, todas suman para tu desarrollo mental. Al principio quizá te cueste un poco recordar lo que has aprendido, pero a medida que sigas ejercitándote en este aspecto verás cómo cada vez serás capaz de recordar mayor cantidad de información y no solo eso, sino acceder a esta fácilmente cuando la necesites.Lo importante es mantener a esas neuronas activas y creando conexiones nuevas. 

Hoy en día existen muchas maneras de ampliar tus conocimientos, puedes asistir a un  curso o puedes apoyarte en todas las herramientas que te ofrece Internet, a través de miles de plataformas que te lo permiten.

4.- Busca vías alternas. Esto significa que cada vez que creas que tienes un obstáculo delante trates de superarlo de diferentes maneras, puede que tengas que rodearlo, saltarlo, abrirle un hoyo para pasarle por dentro o por debajo. 

Lo importante es que te hagas consciente de no conformarte con la primera solución al problema que venga a tu mente, sino que seas capaz de seguir creando varias alternativas para que puedas elegir la mejor para la situación en la que te encuentras. La creatividad es una forma de agilidad mental y también se ejercita.

5.- Escribe. El redactar te da muchos beneficios y aunque puede que no te consideres el mejor redactando, también verás avances al practicarlo ya que es una habilidad que se desarrolla en el tiempo. Incluso los escritores más prolíficos pueden ver la diferencia entre sus primeros escritos y los más actuales. 

El escribir es una actividad que estimula tu intelecto, por lo que es recomendable si quieres mejorar la agilidad mental.

6.- Practica pasatiempos que ejerciten tu inteligencia. Pueden ser sopas de letra, sudoku, crucigramas, juegos específicos en tu smartphone u otras muchas alternativas en realidad. Todos esos pasatiempos que pueden parecer como que sólo están para los momentos de ocio, pero en realidad son bastante aconsejables para ejercitar la mente, son perfectos para ejercitar durante tiempos de traslado o tiempos de espera. 

Claro que, como en todo proceso de desarrollo a través del ejercicio, los resultados serán evidentes luego de un par de meses y de seguro que si tu no los notas, alguien más; como tu colega, tu amigo o tu pareja, si que lo hará.

5 Razones por las que no descansas bien y cómo solucionarlo

5 Razones por las que no descansas bien y cómo solucionarlo

Resumen: Un buen descanso es la base para contar con la energía necesaria al día siguiente, pero muchas veces no logramos descansar por factores externos. Saber cómo resolver eso, es importante para poder conseguir un mejor descanso noche tras noche.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 22 segundos.

Nada comienza mejor el día que una buena noche de descanso. Pero por el otro lado, invertir horas moviéndose de un lado para otro en la cama e intentando conciliar el sueño, casi seguramente resultará en un comienzo lento para la mañana siguiente.

Está claro que dormir no es tan simple como dejarse caer en la almohada y cerrar los ojos. Tu cuerpo y mente necesitan estar preparados para entrar durante 8 horas en modo de descanso. Y resulta que muchos factores pueden jugar en contra de una buena noche de sueño, pero con el cuidado adecuado por ti mismo y el entorno correcto, puedes optimizar tus posibilidades de descansar mejor.

Pensar mucho

sobrepensar

Llevamos vidas agitadas – nadie lo pone en duda. Algunos de nosotros llenamos nuestro día con decenas, si no es con cientos, de responsabilidades y obligaciones. Así que tiene sentido que, cuando nos recostamos para dormir, nuestra mente comienza a recordarnos todo lo que se supone que deberíamos terminar de hacer antes de dormir por tantas horas. Desafortunadamente, cuando esto ocurre, nos sumergimos en un ciclo vicioso de pensamientos que hace imposible dormir. O incluso, si logramos quedarnos dormidos, algo en nuestros sueños hará que nos despertemos para ponernos a pensar de nuevo; haciendo imposible que entremos en fase REM, que es clave para conseguir un buen descanso.

Cómo solucionarlo

Para aliviar este problema de sobre-pensar las cosas, se puede comenzar usando mejor el tiempo durante el día. Procrastinar un poco de tiempo aquí y un poco allá puede no verse como mucho, pero si sumamos todos los pequeños tiempos, nos daremos cuenta que estamos dedicando mucho más del tiempo que pensamos en procrastinar. Intentar hacer lo que más se pueda cada día y dejar las tardes para relajarse, es de lo mejor que podemos hacer.

Si estos pensamientos se vuelven muy cíclicos, es bueno salir de la cama y caminar por un rato. Algunas veces el simple acto de sacarnos físicamente de un contexto puede ser de mucha ayuda para remover los pensamientos negativos que corren por nuestra cabeza.

Dolores corporales

dolor muscular

Conseguir una buena noche de descanso tiene mucho que ver con encontrar esa posición ideal de comodidad física para luego volar al país de los sueños. Claro que, si es físicamente imposible estar cómodo en primer lugar, será fácil darse vueltas y moverse hasta las 3 am. Un dolor constante de cuello o espalda puede interrumpir los patrones de sueño, o impedir que nos podamos quedar dormidos en primer lugar, sin importar cuán cansados estemos.

Cómo solucionarlo

Si generalmente nos encontramos saludables y con buen estado físico, el problema no está en nuestro cuerpo; está en nuestro colchón. La elección de colchón no debería ser tomada a la ligera; a fin de cuentas, es donde vamos a pasar 1/3 de cada día, por el resto de nuestra vida. Encontrar un colchón que sea cómodo para nuestro cuerpo, es clave para lograr un descanso que sea confortable.

Hábitos de descanso irregulares

desorden sueno

En los tiempos de Universidad, era fácil quedarse hasta las 2:00 am, despertar temprano y recuperar el sueño con una siesta corta, sin afectar luego los ciclos de descanso nocturno. Pero aunque cueste admitirlo, esos días quedaron atrás. Ahora, dormir hasta más tarde un domingo significa ir más tarde a dormir esa misma noche. Y además, las clases no comienzan a las12:00 como pasaba en la Universidad.

Cómo solucionarlo

La mejor forma de combatir un descanso irregular, es mantener una rutina de descanso que perdure en el tiempo. Aunque de ningún modo significa despertar a las 5:00 am durante un fin de semana, pero no deberías dormir más que una hora de lo normal. Al considerar tiempo adecuado de sueño en el fin de semana, nos aseguramos de no odiar a nuestro yo interior cuando llegue la mañana del lunes. Y si es absolutamente necesario descansar en la mitad de la jornada, o luego de un intenso día de trabajo, no retrasar la alarma más de 20 minutos es fundamental; porque cada minuto extra luego de ese límite nos afectará para poder descansar a la hora que nuestro cuerpo está acostumbrado.

Hábitos de alimentación irregulares

desorden comida

Ya que nos vamos a la cama con hambre o muy satisfechos, ninguna de esas opciones conduce a una buena noche de descanso. Obviamente, si el estómago ruge por comida; no es recomendable ignorarlo. Por el otro lado, sin embargo, si comemos snacks o meriendas durante la tarde, que tengan mucha azúcar o mucha sal; es altamente probable sentir malestar o incomodidad justo antes de ir a dormir. Y en el peor de los casos con una ingesta abudante, nos vamos a despertar para ir al baño en la mitad de la noche.

Cómo solucionarlo

Si hemos de comer antes de ir a la cama, es recomendable hacerlo al menos una hora antes de dormir. Pero debemos ser cuidadosos con la comida que escogemos. Ignorar las donas de chocolate y optar por una fruta, ensalada o snack más saludable es lo más recomendable. Y mientras más liviano, mejor; servirá para saciar el hambre y no provocar situaciones inesperadas.

Mucho “ruido”

bark dog

“Ruido”, en este caso, se refiere a estímulos externos que causan disrupción en nuestros patrones de sueño. Desde luces nocturnas, pasando por alarmas de autos, mascotas que ladran hasta una habitación desordenada; este ruido puede distraer la mente en diferentes formas y dificultar que podamos conciliar el sueño. Algunos de estos estímulos incluso, pueden mantener a la mente en estado de alerta; lo queramos o no. La anticipación de saber que tu gato va a saltar sobre la cama o que una bocina va a sonar a una hora específica; porque siempre ha ocurrido así en el lugar donde vives, inhibe a tu mente para “bajar la guardia”, lo que significa que no podrás quedarte dormido pronto.

Cómo solucionarlo

Existen muchas formas de lidiar con este tipo de distracciones y asegurarse que podamos tener una buena noche de descanso. Primero, las luces; apaga todo lo que parpadee o emita luz (computador, TV, celular, etc.) Segundo, combate el ruido externo con otro que sea constante; como el de un ventilador o aire acondicionado, al que tus oídos se puedan acostumbrar. Tercero, si tienes mascotas, cierra la puerta de tu habitación para que no puedan entrar a saltar a la cama o bajarse de ella en forma periódica. Finalmente, limpia el desorden que te molesta durante el día para que eso no te distraiga en el futuro.

Puede que conscientemente no te des cuenta, pero una vez que tu mente se deshaga de todo el “ruido” de tu entorno, podrás encontrar la paz mental y con esto, lograr concentrarte y trabajar mejor.

Para esta noche, ¡que tengas un descanso de calidad!

[spacer height=”20px”]

Autor: Matt Duczeminski Artículo original Traducido por Cristian Estrada
8 cosas que te sucederán si escribes cada día

8 cosas que te sucederán si escribes cada día

Resumen: Escribir cada día puede impactar de forma importante otras áreas de nuestra comunicación. Desarrollar este hábito te permitirá articular mejor los mensajes y comunicarte mejor.
reloj homo eficiensLectura: 4 minutos, 51 segundos.

Muchos de nosotros fuimos introducidos a la escritura diaria desde el colegio; con todos esos informes y tareas que presentar, además de materia que escribir o incluso algunos comenzaron con un diario personal, en donde cada día anotaban lo ocurrido en sus vidas.

Aunque a algunos no les gustaba escribir diariamente; ni menos las tareas, resulta que adoptar este hábito puede ser muy provechoso y puede ayudarte a lograr cambios tremendos en tu vida.

Si no lo sabías, escribir diariamente provoca cambios importantes en la manera en que pensamos, hilamos ideas y nos comunicamos. A continuación se listan 8 cosas que sucederán si comienzas a escribir diariamente.

1. Buscarás oportunidades para escribir

escritor

Una vez que comiences a escribir cada día, muy pronto se convertirá en parte de lo que eres y lo que haces. Si algún día te sientes forzado a dejar de escribir por alguna razón, te sentirás privado y no dejarás que suceda de nuevo, o al menos no tan seguido.

Además, más pronto que tarde, te encontrarás analizando tu semana para encontrar esos espacios de tiempo para escribir. Dependiendo en cuán duro te “pique el bicho”, buscarás incluso oportunidades para escribir para otros; como planes de trabajo para empresas de amigos o artículos para ONGs.

Lo que sea que mantenga tu sed de escribir satisfecha, será justo.

2. Serás más organizado

agenda tiempo

A medida que reconozcas tu amor y necesidad por la escritura, te esforzarás más para incluirlo en tu día a día, de manera más organizada. Muchos escritores exitosos – según la definición de éxito que tu escojas – incluyen en su agenda el tiempo para escribir antes que el resto de actividades.

Hacer esto te ayudará a preservar las horas sagradas y minutos de creatividad, pero también te obligará a evaluar más profundamente el resto de tu itinerario.

¿Existe algo más que cortar en la agenda?

Para muchos, la respuesta es “si”, y tu deseo para encontrar más tiempo para escribir te forzará a ser más organizado y eficiente en otras áreas de tu vida.

3. Tu “bloqueo escritor” desaparecerá

bloqueo escritor

Cada escritor ha experimentado ese terrible sentimiento de sentarse a escribir y quedarse mirando el papel/pantalla en blanco mientras espera que las palabras aparezcan. Esta aflicción es lo que se conoce como “bloqueo escritor” y es el resultado del aletargamiento mental y del miedo o ansiedad de cuán bueno (o malo) tu escrito puede quedar.

Si no has escrito mucho, o si no has escrito últimamente, entonces es probable que tus palabras no fluyan desde tu mente de la forma que esperas.

Pero cuando adoptas un hábito diario de escribir y te fuerzas a ti mismo a sacar palabras sin importar cuán incómodas se vean al comienzo, toda esa telaraña sucia comienza a desaparecer rápido. No tomará mucho tiempo para que tus ideas fluyan todo el día y encuentres hasta fácil sacarlas de tu mente, a través de tus manos, al cuerpo del texto.

4. Tu vocabulario mejorará

comunicacion efec

Ocurre muchas veces que el mismo tema es tratado durante mucho tiempo o espacio en un texto, con lo que leer las mismas palabras resulta aburrido y hasta incómodo. Así que para que no pase esto, querrás mantener tu lenguaje fresco.

Cuando escribes cada día, los tesoros del vocabulario amplio se convierten en tus mejores amigos y muchos de esos sinónimos geniales se quedarán contigo en el futuro; para transformar tus creaciones textuales y conversaciones para siempre.

5. Hablarás con elocuencia

elocuencia

Gracias, en parte, a tu enriquecido vocabulario y a tu constante inmersión en el lenguaje – incluyendo la agotadora edición – tu conocimiento sobre la gramática correcta va a mejorar. Lo que es más incluso, tus esfuerzos para encontrar formas alternativas de decir cosas similares no decaerá cuando te toque cambiar entre una pantalla o papel y una persona real.

El resultado final será que vas a ser capaz de hablar con más confianza y podrás agregarle más color a tu discurso con palabras especialmente escogidas que provocarán un impacto positivo en tus conversaciones.

6. Leerás más

leer mucho

Muchos escritores ya son lectores voraces, pero una vez que tengas el hábito diario de escribir, buscarás leer más que nunca. Libros, artículos, blogs y diarios ofrecen todo tipo de contenidos para escritores; desde vocabulario ampliado hasta nuevas ideas para historias.

Incluso si no te das cuenta de que lo estás haciendo, la escritura diaria te dejará con un libro o Tablet en la mano gran parte del día.

7. Conocerás nuevas personas

greet

Una vez que comiences a escribir más seguido, naturalmente querrás aprender más acerca del arte. Gracias a la ubicuidad de internet, la información que necesitas está a un solo click de distancia. Pero cuando comiences a explorar la amplia gama de recursos disponibles en la web, descubrirás que no sólo se materializó para que pudieras leerla.

Ese cuerpo de conocimiento ha sido producido y curado durante más de 20 años por una comunidad de autores ambiciosos que recorrieron el camino desde novato a experto. Su experiencia colectiva está allí para su lectura, y te encontrarás eventualmente involucrado con varios grupos de redes sociales y listas de correo a medida que definas tus propios intereses de escritura.

Más allá de la web, muchas comunidades han establecido grupos locales de escritura, y es una buena apuesta ingresar a uno de estos grupos – o hasta comenzar uno, si es que no existe en el lugar donde vives.

Incluso si eres introvertido, escribir te ayudará a abrir la concha y salir al exterior.

8. Reconsiderarás tu carrera

pensar carrera

Si escribir aún NO es tu trabajo a tiempo completo, teclear en el computador o escribir a mano cada día puede resultar en que reconsideres tu camino profesional. Se estima que más del 80% de Estadounidenses quieren escribir un libro, pero sólo unos cuantos lo logran. Eso significa que ser autor es una ambición secreta para muchos de nosotros y escribir diariamente alimentará esos deseos como nada más puede hacerlo.

Incluso si no quieres dejar tu trabajo, es posible que el hábito de escribir a diario te capture mucho tiempo al frente del teclado. Así que si ya comenzaste a escribir a diario, ¡felicidades!

[spacer height=”20px”]

Artículo original
Autor: Adam Hughes
Traducido por Cristian Estrada
3 hábitos de estudiantes altamente productivos

3 hábitos de estudiantes altamente productivos

Resumen: En cada carrera existe al menos un estudiante que parece saber manejar todo lo que necesita para hacer todo lo que quiere. Entender qué hacen estas personas puede resultar clave para darle un vuelco a tu vida académica y profesional.
reloj homo eficiensLectura: 2 minutos, 54 segundos.

Todos conocemos a este tipo de estudiantes. Tienen muchas actividades extracurriculares, toman las clases más difíciles, se involucran en actividades de voluntariado en su tiempo libre y ya tienen planes listos para el próximo verano…todo esto mientras se toman el tiempo para tener vida social.

¿Cómo lo hacen?

La gente no siempre nace con el talento para balancear todo al mismo tiempo en su vida – muchos de los hábitos que se han convertido en rutina para estas personas han tenido que ser aprendidos y adquiridos.

Aquí te dejamos con 3 hábitos que son la base para alcanzar ese ritmo de vida.

1- Ponerse en situaciones de mucha presión

act pressure

Este tipo de estudiantes saben que se están comprometiendo a mucho. Saben que llegará el momento donde probablemente tengan se acumulen compromisos; que para ellos es un “gran juego” y podría ser algo como 3 exámenes, 2 presentaciones y 3 informes en una sola semana.

Pero aún así, no se intimidan con el desafío. Ellos ponen a prueba sus límites poniéndose en situaciones de presión, para acostumbrarse a este ritmo de vida y aprender a trabajar inteligentemente.

¿Cuál es el resultado final? – Generalmente se vuelven mejores al descubrir exactamente cuánto pueden lograr; y eso se obtiene sólo luego de ponerse al límite.

Es importante destacar que NO deberías pasarte al extremo de sobrecargar tu tiempo con cosas que no puedes cumplir – existe una diferencia enorme entre desafiarte a ti mismo y pasarte al extremo.

En pocas palabras, esto sólo significa que nunca podrás saber qué es lo que realmente puedes lograr si no te desafías a ti mismo.

2- Ser muy activo

active trail

Es normal encontrar a este tipo de personas practicando actividad física regularmente. No importa cuán copadas estén sus agendas, este tipo de estudiantes siempre dejan espacio para el deporte porque es vital para su bienestar.

No tan sólo reduce el estrés y produce endorfinas que le dan optimismo a tu día, sino que además aumenta tu capacidad mental. Estudios han demostrado que el ejercicio estimula la memoria, lo que es perfecto para rendir bien en clase y especialmente bueno cuando llega el período de exámenes finales.

3- Saber cuándo concentrarse y cómo

focus balloon

Verás a estas personas en las fiestas de la carrera o universidad un sábado por la noche. Lo que quizás no sepas, es que también los encontrarás a las 3:00 pm estudiando en algún lado, en la ventana entre clases. Ellos saben que la lista de quehaceres es larga, entonces en vez usar tiempo para quejarse, ellos invierten su tiempo para hacer todo eso que está pendiente.

Piensa en todas las veces que hiciste una lista de tareas o hiciste un horario para ti mismo…para lograr resolver con suerte una al final del día. Este tipo de estudiantes usan todo lo que tienen para HACER – lo que debe hacerse, se hace.

Al mismo tiempo, cada vez que se encuentran trabajando, practican el auto-control y se esfuerzan en concentrarse, porque saben que tener una pestaña abierta con Facebook u otras redes sociales o tener las notificaciones de Whatsapp activadas sólo serán distractores para lo que necesitan hacer.

Finalmente, estos estudiantes manejan y definen su propio éxito por su cuenta, decidiendo cada día ser disciplinados y mantenerse enfocados en su juego.

Al incorporar estos 3 hábitos en tu vida de estudiante, es muy probable que cuando comiences tu carrera profesional ya te encuentres en muy buen camino al éxito que buscas.

[spacer height=”20px”]

Artículo original
Autor: Kema Christian-Taylor
Traducido por Cristian Estrada
7 hábitos de personas muy creativas

7 hábitos de personas muy creativas

Resumen: La creatividad es algo que se puede estimular y desarrollar, por lo tanto, aprender de las personas creativas nos puede ayudar a nutrir nuestras propias capacidades.
reloj homo eficiensLectura: 3 minutos, 31 segundos.

Cuando se trata de creatividad y éxito, ¿te has preguntado sobre lo que separa a unos de otros? Aunque algunas cosas dependen de habilidades específicas que no pueden ser enseñadas, existen también ciertas habilidades, técnicas y destrezas que pueden ser pulidas.

Si estás interesado en maximizar la creatividad, innovar y lograr una diferencia significativa en las vidas de los que te rodean, será de ayuda aprender de aquellos que han pasado por lo mismo antes que tú.

Te invitamos a revisar algunos hábitos de personas realmente creativas.

  1. Siempre hacer preguntas

hacer preguntas

La gente creativa nunca acepta las cosas como se las plantean desde un comienzo. En vez de simplemente aceptarlas de inmediato por el sólo hecho de que siempre ha sido así, ellos hacen preguntas para revelar respuestas. Aunque no siempre encuentres las respuestas que buscas, el sólo hecho de buscar puede ser suficiente para encender una nueva idea o enseñarte alguna lección.

  1. Levantarse temprano

waking up

Sería incorrecto decir que todos los que han tenido éxito y son creativos se levantan temprano; un ejemplo claro es Franz Kafka, el escritor Alemán, que era conocido por quedarse despierto toda la noche hasta que llegaba la tarde. E incluso, Pablo Picasso rara vez se despertaba antes de las 10:00. Aunque ambos de estos hombres son considerados exitosos y creativos, son excepciones a la regla.

Si observamos a la mayoría de las personas altamente creativas, ellos son los que generalmente se levantan más temprano. Como diría Ernest Hemmingway: “No existen personas que te puedan interrumpir. Está fresco y helado cuando llegas al trabajo y a medidas que escribes te calientas.

  1. Rodearse con gente creativa

creativos

Como aves de una misma pluma, la gente creativa se reúne con otros creativos. La razón para esto es que eres aquello con lo que te rodeas. Si inviertes tiempo con gente floja, también te vas a volver flojo. Si te reúnes con personas que ejercitan su cuerpo, naturalmente te volverás más activo. Bueno, si inviertes tiempo con mentes innovadoras, automáticamente revolucionarás tu mente para pensar de manera distinta en tu día a día.

  1. Exponerse a nuevos entornos

uncomfy

La mejor manera de mejorar la creatividad es evitar ponerte límites. Los pintores, por ejemplo, no deberían sólo estudiar otras pinturas. Deberían sumergirse también en la música, el dibujo, tallado y escultura. Mientras más medios distintos te estimulen, más inspiración podrás obtener como resultado. Por el otro lado, si te limitas respecto del tipo de arte que consumes te vas a volver mono-dimensional.

  1. Identificar y remover las barreras

barrera

Todos tenemos barreras y desafíos que amenazan nuestra habilidad para innovar. Sólo depende de ti identificar esos obstáculos del camino y sacarlos de tu vida. Esto podría ser esa relación tóxica, un trabajo que no te satisface, falta de recursos, o algo que se encuentre entre esas cosas que no te hacen feliz. No importa lo que sea – se tienen que ir. Mientras estén presentes por más tiempo, más agitado y abrumado te sentirás.

  1. Trabajar con lo que se tiene

improvisa camara

Cada persona está expuesta a distintos entornos. Las personas creativas son capaces de consistentemente responder a la situación en la que se encuentran con cualquier recurso que tengan a mano. Ellos no tienen miedo a ser espontáneos y tampoco planifican cada minuto del día, en vez de eso, son flexibles y están dispuestos a adaptarse.

  1. Dejar tiempo para el ocio

ocio time

No puedes ser creativo todo el tiempo. Tu cerebro necesita descansar y recargarse algunas veces. Ese es el motivo por el cual grandes creativos como Benjamin Franklin, Ludwig Van Beethoven, Charles Dickens y Mary Flannery O’Connor siempre destinan tiempo del día para comida, ocio y descanso.

Lo que haces en tu tiempo de ocio depende de ti, pero asegúrate de tomarte un tiempo para simplemente SER. No tienes que estar haciendo algo las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año.

Un poco de diversión nunca ha hecho daño a alguien.

Y tú, ¿Qué hábitos tienes para estimular tu creatividad?

Autor: Schuyler Richardson
Artículo original
Traducido y editado por Cristian Estrada