Resumen: Para sacar lo mejor de nuestro día, es fundamental tener la energía necesaria para realizar todo eso que nos gusta. Conocer cómo podemos descansar mejor es la base para poder tener más energía al día siguiente.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 19 segundos.

Despertarse cada día, sentirse vivo, recargado y con un día más de vida que agradecer, es algo impagable sin duda alguna.

Pero a veces ocurre que al despertar, queremos seguir durmiendo o no tenemos la voluntad para dejar la cama.

¡Invertir 1/3 de nuestra vida durmiendo es suficiente como para luego tener que despertarse sin energía!

Personalmente, creo que existen pocas cosas tan frustrantes como dormir sin descansar; porque la finalidad de ese proceso es efectivamente lograr que el cuerpo se recupere, para poder rendir al día siguiente con la batería al 100%.

Para nuestra fortuna, hoy este proceso se comprende mucho mejor y la ciencia ha logrado descifrar varios enigmas que tenían que ver con el sueño.

Si alguna vez pensaba que dormir era una pérdida de tiempo, hoy creo que estuve profundamente equivocado y estoy convencido que dormir lo que necesite nuestro cuerpo (que puede variar bastante para cada persona según características personales y estilo de vida), es fundamental para poder lograr las metas que nos proponemos; porque finalmente dependemos de la energía para actuar cada día y dependemos de nuestra salud física y mental, que se mantiene gracias a un buen descanso.

Entonces, antes de profundizar en este artículo, la primera pregunta que debemos responder es:

¿Para qué dormimos?

why sleep1

Hasta hace pocos años, el argumento más sólido al “Por qué”, según William Dement (Uno de los primeros científicos en estudiar este fenómeno) era “porque nos da sueño”.

Así que mejor entendamos el “Para qué”, y es que existen procesos clave que ocurren durante el sueño; como recordar lo aprendido durante el día, eliminar los desechos acumulados en el cerebro, reparar lesiones del cuerpo y generar memoria de lo que nos ocurre.

Y producto de esto anterior, es que luego de dormir, nos sentimos “refrescados”; ya que el cerebro está limpio para pensar con claridad, nos sentimos recuperados físicamente; porque las lesiones fueron reparadas y podemos recordar lo aprendido; porque se consolidó la información recibida de día anterior.

Y ya que esto tan importante; que ocupa 1/3 de nuestras vidas, es clave para nuestro desarrollo, aquí van algunos consejos, desde la ciencia, para poder dormir mejor y tener más energía al día siguiente.

Durante el día

Comer alimentos ricos en triptófano

tryptophan food

El triptófano es uno de los ingredientes clave para que nuestro cuerpo pueda producir Melatonina; la hormona del sueño. Y ya que nuestro cuerpo es incapaz de producirlo, debemos conseguirlo de otras fuentes.

Según esta base de datos de nutrientes, los 10 alimentos con más triptófano son: semillas y nueces, soya, queso, carnes rojas, pollo y pavo, pescado atún, mariscos, avena, legumbres, huevos.

La base científica.

El triptófano es un aminoácido esencial para nuestro cuerpo, que sirve de compuesto clave para producir hormonas como la serotonina y la melatonina. La melatonina es una neuro-hormona que induce el sueño y se produce en la glándula pineal. Esta hormona es la principal responsable de que sintamos “ganas de dormir” y previene que nos despertemos durante la noche.

Hacer ejercicio

exercise run

Realizar actividad física durante el día prepara a nuestro cuerpo para dormir mejor, de modo que al llegar la noche, será más fácil conciliar el sueño.

Según la Sleep Foundation, realizar ejercicio moderado durante el día es suficiente para dormir mejor. Incluso se sugiere como la forma natural; sin usar fármacos, para poder conciliar mejor el sueño.

Ejercitar antes de las 3-6 horas previo a dormir es lo óptimo para obtener los mejores resultados.

La base científica

Al ejercitarnos, nuestro cuerpo consume energía, produce desechos y provoca micro-lesiones que luego el cuerpo necesita reparar; situaciones que se resuelven mientras nuestro cuerpo duerme. Sin embargo, aunque la relación molecular no está esclarecida completamente, en diversos estudios se ha reportado que la gente que practica algún deporte durante el día logra descansar mejor, se siente más alerta al día siguiente y con más energía.

Evitar las siestas largas

descansar

Una siesta puede ser reponedora si se usa correctamente. La Sleep Foundation, sugiere siestas de no más de 30 minutos para obtener los beneficios de estar más alerta y con menos sueño, al mismo tiempo que no se afecta nuestro descanso nocturno.

Una siesta larga podría “confundir” a nuestro cuerpo y provocar que nos cueste conciliar el sueño de noche.

La base científica

Los humanos estamos dentro del 15% de especies que tienen un patrón de sueño monofásico; es decir que duermen una vez al día principalmente. Al abusar de las siestas, nuestro ritmo circadiano se podría ver alterado con la consecuencia de que nuestro cuerpo no podría definir bien cuándo estar despierto y cuándo dormir.

Antes de dormir

Desconectarse de las pantallas

night phone

El gran problema con la tecnología y el descanso actualmente, es que no nos desconectamos por completo cuando debemos dormir; usando dispositivos móviles aún cuando estamos en la cama, esperando dormir luego de revisar esos últimos mensajes.

El problema con esto, es que nuestros ojos son muy sensibles a la luz y al leer esa pantalla, estamos engañando a nuestro cerebro haciéndole creer que aún es de día; haciendo difícil que nos de sueño.

La base científica

La melatonina es una hormona que se produce en ausencia de luz, por ende, al estar expuestos a la luz, la síntesis de esta hormona del sueño se inhibe. La causa, es la enzima arilalquilamina N-acetiltransferasa (AANAT), presente en los foto-receptores de la retina. Esta enzima es el “cuello de botella” para la producción de melatonina, ya que al ser estimulada por luz, se inactiva.

Evitar comer

comer tarde

Cada vez que ingerimos alimento, nuestro sistema digestivo se activa para procesar la comida; esto significa que al intentar dormir justo luego de comer, la actividad metabólica producida por este proceso hará difícil poder conciliar el sueño.

Es recomendable dejar de comer unas 3 horas antes de dormir, para que nuestro cuerpo se encuentre en reposo y con un nivel de gasto energético bajo; condición óptima para comenzar a descansar.

Tomar una ducha tibia

warm shower

Una ducha tibia puede relajar nuestro cuerpo además de elevar la temperatura temporalmente, y luego cuando la temperatura del cuerpo desciende, esta señal es interpretada como “tiempo de dormir” por nuestro cuerpo; lo que favorece que el sueño se pueda conciliar más rápido.

La base científica

Al comenzar la noche, naturalmente la temperatura baja. Esto, mirado desde una perspectiva biológica, siempre ha estado ligado al ciclo nocturno de sueño; por lo que el cuerpo se acostumbró a este ciclo y la temperatura corporal baja incluso hasta los 33,5° C durante la noche mientras dormimos.

Si buscamos rendir al 100% cada día, es clave conseguir el descanso adecuado.

¡Recuerda que invertimos 1/3 de nuestra vida durmiendo! ¡Haz que lo valga!

Autor: Cristian Estrada

¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.