Resumen: Los presentadores de TED son excelentes referentes para aprender a presentar mejor. De ellos podemos aprender las mejores técnicas para lograr una presentación de calidad.
reloj homo eficiensLectura: 10 minutos, 21 segundos.

Cuando miras charlas TED, ¿te preguntas de vez en cuando cómo los presentadores se ven tan confiados, dicen las cosas correctas y entregan un mensaje tan potente? Estas son tácticas deliberadas usadas para entregar discursos como estos. Como miembro de Toastmasters International, me he dado cuenta que los conferencistas TED siguen un patrón específico de reglas.

Aquí van las 15 lecciones aprendidas luego de mirar charlas TED. Practica implementándolas en tus charlas para entregar mensajes increíbles y hablar como los mejores en poco tiempo.

1. Comienza con un ¡Bang! Los comienzos aburridos no son permitidos

No comiences la presentación con algo aburrido. No digas cosas como “Gracias por la introducción” o “Es un placer estar aquí”. En vez de eso, dale a la audiencia algo interesante que sea capaz de capturar su atención de inmediato. Asegúrate de que obtengas un “wow” en los primeros 30 segundos. Cuando das una charla de 5 o 10 minutos, ¡30 segundos es mucho tiempo! Introduce tu tema de una forma única y haz lo posible por saber quién es tu audiencia, qué los impresionará e intrigará. Recuerda, tienes 30 segundos para comenzar tu discurso, impresionar y también darles a entender sobre qué es tu charla.

Las primeras frases deben ser cuidadosamente construidas.

2. Organiza tus ideas: Tu discurso debe tener una estructura

orden

Los oradores profesionales saben que unas de las formas clave para mantener a sus audiencias involucradas es tener clara la estructura de sus discursos. Traza un esquema para tu discurso – incluso antes de escribirlo. Puedes organizar la estructura de tu discurso de muchas formas; cronológica, temática o conceptos relacionados.

No tomes este consejo como algo simple que se podría saltar. Organizar tus ideas en un esquema puede de verdad aumentar la calidad de tu discurso y ayudarte a crear un mensaje coherente que una a todas las partes de lo que dices. Si no haces esto, podría resultar en un mensaje caótico. La audiencia necesita una estructura para disfrutar un discurso. Cuando escuches un discurso quizás no te fijes en la estructura, pero realmente afecta tu experiencia. Una vez que hayas experimentado el hecho de dar un discurso, comenzarás a darte cuenta que cada discurso claro tiene una estructura.

3. Date cuenta que las PAUSAS…son muy poderosas.

Los 4 pilares de la variación vocal en la guía ToastMasters son Ritmo, Potencia, Tono y Pausas. La pausa es por lejos el factor más dramático de los 4, así que necesitas aprender sobre cómo usarlos sabiamente. Las pausas pueden ser variadas y ser usadas en diferentes secciones del discurso. Las pausas cortas son necesarias entre frases y necesitas entregar una pausa conscientemente, ya que de no ser así, se podría pensar que las frases están conectadas, generando un mensaje confuso y apresurado.

Las pausas largas pueden ser usadas entre diferentes secciones del discurso; como cuando pasas de una idea a la siguiente. Las pausas más largas debiesen ser usadas con cautela, en especial úsalas para darle énfasis a algo y así captar la atención del público antes de continuar. En términos de ritmo, bajar el ritmo cuando digas un argumento clave hará maravillas en enfatizar la idea.

4. Anda al grano – y quédate en el objetivo

aim

Define el objetivo, idea principal o principal pregunta que está siendo explorada al comienzo de tu presentación y quédate en la mira del tema principal. Asegúrate que cada parte de tu discurso esté en el objetivo. Puede sonar repetitivo para ti, pero la audiencia no retiene la información muy bien (sólo impresiones e impacto del mensaje). Esto significa que necesitas repetir el mensaje principal muchas veces de maneras distintas si quieres que tu audiencia lo capte y se quede con él luego de que la presentación termine. Incluso si tu discurso tiene muchas secciones con información diferente, debería siempre atarse al mensaje principal y quedarse en el objetivo.

5. Usa palabras simples: Piensa que es una conversación

Los mejores y más inspiradores discursos usan palabras simples y mantienen un tono de conversación. Olvida la jerga técnica y olvídate de las frases largas y complicadas. Mantente en las frases específicas, precisas y con palabras cortas. Evita palabras complejas. Ganarte la confianza de la audiencia de esta forma es clave para conectarte con ellos.

La entrega efectiva, incluso a grandes audiencias, es íntima. Tu entrega del mensaje debiese ser parecido a una conversación” – John Kinde, DTM y Loren Ekroth, Ph. D., Revista ToastMasters.

6. Usa el lenguaje corporal efectivamente: Complementa tus palabras para un máximo impacto

Recuerda usar el correcto lenguaje corporal para el efecto deseado, y no te pasees sin objetivo alguno en el escenario. Cuando te pones nervioso en la tarima, quizás hagas gestos sin darte cuenta de eso, y lo malo de esto es que muchos gestos y formas de pararse le quitan el poder a tu discurso. Algunos de estos incluyen dar pasos adelante y atrás mientras estás nervioso, que tus manos tiemblen, cruzar y soltar tus brazos repetidamente y más.

Cuando las personas comienzan a notar estos movimientos, ellos generalmente se desconcentran de tu discurso y se comienzan a concentrar en tus movimientos. Esto es porque las personas tienden a reflejar tu actitud durante el discurso. Cuando se dan cuenta claramente de tu nerviosismo a través de tu lenguaje corporal ellos se van a sentir incómodos y nerviosos ellos mismos. Necesitas practicar el control de tu lenguaje corporal e incorporar gestos que te sirvan. Este tipo de gestos son expresivos, intencionados que se amoldan a la idea que quieres explicar o mensaje que quieres entregar en ese momento.

7. No sobrecargar: No más de 3 impresiones

¡Y ese número ya es demasiado! Intenta enfocarte en un mensaje claro con un par de puntos de apoyo. Los mejores discursos enseñan a la audiencia algo nuevo o los dejan ver un tema con un lente totalmente nuevo. Haz que tu mensaje sea memorable. Los discursos son una de las formas más “ineficientes” de aprender porque el que escucha no retiene un gran número de datos específicos. Sin embargo, en términos de impacto, un discurso puede llegar muy lejos. El impacto de tu discurso dependerá en la claridad del mensaje, repetición del mensaje y el enfoque único de tu mensaje.

8. Usa variedad vocal – Añade vida y color a tu discurso

Tu voz es el medio y herramienta para entregar tu discurso. Tiene un efecto gran den los que te escuchan. Deberías enfocarte en hacer de tu voz algo entusiasta, placentera, natural y potente en ciertos momentos. Todo esto puede ser logrado a través de la práctica. Necesitas añadir gran variedad de distintos volúmenes, tonos y énfasis para que tu discurso involucre a la audiencia y sea divertido de escuchar.

¿Qué crees que hace bueno a un cuenta cuentos? Es la variedad vocal – la habilidad de enunciar palabras, usar la potencia y volumen alto en algunos momentos e incluso a veces hablar susurrando. Un discurso no tendrá tantos contrastes, pero esta es la idea básica. Necesitas contar una historia con tu voz tanto como con tus palabras.

No sobre exijas tu voz los días antes de tu discurso; esto incluye cosas tales como gritar, ir a un bar de karaoke o alentar fuerte a tu equipo favorito durante su partido. Es casi seguro que afectará la calidad de tu mensaje. En el día del discurso, asegúrate de no exigirle mucho a tu voz, y claro, siempre es bueno contar con un vaso de agua cerca.

9. Fundamenta tus argumentos con la evidencia correcta

evidencia

Muchos de tus argumentos impactantes requieren de algo de evidencia para soportarse. Un discurso que está bien investigado demanda credibilidad. Esto no significa que tu discurso debiese estar cargado de cifras, datos y estadísticas, porque entonces sería muy aburrido. Sin embargo enfatizar tus mejores argumentos con el respaldo correcto puede realmente mejorar el impacto de tu discurso. Puedes investigar el tema de tu discurso usando libros e internet, pero asegúrate de indicar cuál es tu fuente, esto hará que el mensaje sea más persuasivo.

Algunas veces, dependiendo del tema, puedes usar una simple tabla, gráfico o cita para entregar incluso más contexto visual.

10. Acostúmbrate al apoyo visual que escogiste

apoyo visual

Si tu presentación incluye el uso de diapositivas, asegúrate de conocerlas bien. Necesitas sentirte realmente cómodo al usarlas, en todo sentido. Debe ser apropiado para tu presentación y expuesto profesionalmente, además de ser simple de leer o ver. Deberías saber cómo usar el equipo técnico del lugar donde estás dando tu discurso y por ningún motivo le des la espalda al público para leer las diapositivas. De hecho, las diapositivas no deberían contener muchas palabras. Los discursos más efectivos usan mucho apoyo visual, o simples citas o puntos expuestos en letras grandes.

11. Conoce a tu audiencia y no olvides inspirarlos profundamente

medidate

De ser posible, deberías averiguar acerca de los miembros en tu audiencia investigando el evento o tema central de tu discurso al respecto. Si sabes un poco más sobre ellos, tu mensaje puede llegar más profundamente. Si sabes lo que hace a tu audiencia vibrar y los asuntos que le interesan profundamente, entonces tienes la habilidad de inyectarlos con inspiración y hacerlos reflexionar en algo importante.

Incluso si no puedes encontrar exactamente el tipo de audiencia a la que le vas a hablar, es importante recordar que quieres inspirarlos mientras escribes tu discurso. No estás allí simplemente para presentar los hechos e irte. En muchos casos, los discursos (como los sermones) apuntan hacia la reflexión de la audiencia para que tomen acción en sus vidas.
Si puedes lograr esto, es algo maravilloso. ¡Apunta alto!

12. Cuenta una historia o dos…y que sean historias de Personas

A la gente le encanta escuchar historias. Las historias y las anécdotas son mucho más memorables que los argumentos desconectados. Una buena historia puede tejer y conectar los puntos y generalmente terminar con una lección que es fácil de recordar. Para conectarse con la audiencia, asegúrate de usar tus propias historias y decirlas de manera auténtica.

No uses las historias de otras personas – reflexiona sobre tus propias experiencias y encuentra historias que ilustren tus pensamientos más profundos. Esto hará maravillas en hacer que la audiencia confíe en ti. Aquí está mi discurso favorito en TED, que incorpora historias personales dentro de la presentación como si fuera lo más normal. Es Amanda Palmer y “El arte de preguntar”. En esta charla, ¡ella incorpora prácticamente todo lo que he puesto en este artículo exitosamente!

13. Usa el humor: Haz que tu audiencia sonría o se ría lo más pronto posible

risas

Una de las formas más fáciles de ganarse a la audiencia es haciéndolos reír al comienzo. Si les dices una historia que los haga sonreír o incluso reír fuerte, ya te ganaste su aprobación y confianza, y sus sonrisas mirando en dirección a ti te darán más confianza para potenciar el resto de tu charla.

¡Los profesionales saben esto y lo usan estratégicamente! La próxima vez que escuches a un buen discurso, recuerda este punto transformador dentro de la charla, y toma nota sobre cómo te hizo sentir bien cuando el presentador te hizo reír.

14. ¡Practica tu discurso! Esto es una obligación absoluta

Practicar te da la habilidad de sentir tu discurso, trabajar en las inconsistencias y mejorar tus tiempos. Cuando practiques un discurso en frente del espejo o de un grupo de personas, es recomendado usar límites de tiempo. Haz contacto visual con personas específicas en diferentes secciones de la audiencia y conéctate directamente con ellos. Esto toma algo de práctica para que se vuelva algo natural.

La práctica demás de permite refinar tus mejores gestos, lenguaje corporal, expresiones faciales y experimentar con variaciones de potencia y énfasis en tu voz. Es importante también porque ayuda a recordar mejor tus puntos cada vez. Nadie quiere ver a un conferencista que está leyendo.

15. Ponles la piel de gallina: Termina con un fuerte llamado a la acción

piel gallina

Es siempre Buena idea finalizar con algo fuerte y cerrar el círculo completo de tu mensaje. Así como un buen ensayo tiene una introducción fuerte y una conclusión fuerte, lo mismo pasa con un buen discurso. La conclusión debe repetir los puntos principales de la introducción pero en resumen, en formato preciso y debe convertirse en un “llamado a la acción”, lo que puede ser algo para que la gente piense o actúe.

No termines tu charla con una sesión de preguntas y respuestas. Incluso si tu discurso tendrá una sección de preguntas y respuestas, tómate la atención de nuevo y termina con una conclusión resumida.

Autor: Jesicka Labud
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.