3 hábitos de estudiantes altamente productivos

3 hábitos de estudiantes altamente productivos

Resumen: En cada carrera existe al menos un estudiante que parece saber manejar todo lo que necesita para hacer todo lo que quiere. Entender qué hacen estas personas puede resultar clave para darle un vuelco a tu vida académica y profesional.
reloj homo eficiensLectura: 2 minutos, 54 segundos.

Todos conocemos a este tipo de estudiantes. Tienen muchas actividades extracurriculares, toman las clases más difíciles, se involucran en actividades de voluntariado en su tiempo libre y ya tienen planes listos para el próximo verano…todo esto mientras se toman el tiempo para tener vida social.

¿Cómo lo hacen?

La gente no siempre nace con el talento para balancear todo al mismo tiempo en su vida – muchos de los hábitos que se han convertido en rutina para estas personas han tenido que ser aprendidos y adquiridos.

Aquí te dejamos con 3 hábitos que son la base para alcanzar ese ritmo de vida.

1- Ponerse en situaciones de mucha presión

act pressure

Este tipo de estudiantes saben que se están comprometiendo a mucho. Saben que llegará el momento donde probablemente tengan se acumulen compromisos; que para ellos es un “gran juego” y podría ser algo como 3 exámenes, 2 presentaciones y 3 informes en una sola semana.

Pero aún así, no se intimidan con el desafío. Ellos ponen a prueba sus límites poniéndose en situaciones de presión, para acostumbrarse a este ritmo de vida y aprender a trabajar inteligentemente.

¿Cuál es el resultado final? – Generalmente se vuelven mejores al descubrir exactamente cuánto pueden lograr; y eso se obtiene sólo luego de ponerse al límite.

Es importante destacar que NO deberías pasarte al extremo de sobrecargar tu tiempo con cosas que no puedes cumplir – existe una diferencia enorme entre desafiarte a ti mismo y pasarte al extremo.

En pocas palabras, esto sólo significa que nunca podrás saber qué es lo que realmente puedes lograr si no te desafías a ti mismo.

2- Ser muy activo

active trail

Es normal encontrar a este tipo de personas practicando actividad física regularmente. No importa cuán copadas estén sus agendas, este tipo de estudiantes siempre dejan espacio para el deporte porque es vital para su bienestar.

No tan sólo reduce el estrés y produce endorfinas que le dan optimismo a tu día, sino que además aumenta tu capacidad mental. Estudios han demostrado que el ejercicio estimula la memoria, lo que es perfecto para rendir bien en clase y especialmente bueno cuando llega el período de exámenes finales.

3- Saber cuándo concentrarse y cómo

focus balloon

Verás a estas personas en las fiestas de la carrera o universidad un sábado por la noche. Lo que quizás no sepas, es que también los encontrarás a las 3:00 pm estudiando en algún lado, en la ventana entre clases. Ellos saben que la lista de quehaceres es larga, entonces en vez usar tiempo para quejarse, ellos invierten su tiempo para hacer todo eso que está pendiente.

Piensa en todas las veces que hiciste una lista de tareas o hiciste un horario para ti mismo…para lograr resolver con suerte una al final del día. Este tipo de estudiantes usan todo lo que tienen para HACER – lo que debe hacerse, se hace.

Al mismo tiempo, cada vez que se encuentran trabajando, practican el auto-control y se esfuerzan en concentrarse, porque saben que tener una pestaña abierta con Facebook u otras redes sociales o tener las notificaciones de Whatsapp activadas sólo serán distractores para lo que necesitan hacer.

Finalmente, estos estudiantes manejan y definen su propio éxito por su cuenta, decidiendo cada día ser disciplinados y mantenerse enfocados en su juego.

Al incorporar estos 3 hábitos en tu vida de estudiante, es muy probable que cuando comiences tu carrera profesional ya te encuentres en muy buen camino al éxito que buscas.

Artículo original
Autor: Kema Christian-Taylor
Traducido por Cristian Estrada
De Reactivo a Proactivo – 5 aspectos que podemos mejorar HOY

De Reactivo a Proactivo – 5 aspectos que podemos mejorar HOY

Resumen: Ser proactivos significa hacernos cargo de nuestra vida y actuar de manera constante para lograr lo que buscamos. Reconocer en qué somos reactivos es clave para comenzar a cambiar y avanzar hacia una mejor versión de nosotros mismos.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 13 segundos.

Todo lo que se basa en personas cambia constantemente; la tecnología, las instituciones, la ciencia, en fin: la sociedad misma.

Y para que esos cambios sean provocados, deben existir impulsores de cambio, es decir, personas clave dispuestas a liderar o impulsar proyectos en sus áreas, que busquen mejoras o métodos alternativos para cumplir los objetivos del equipo en que trabajan. Y en este contexto, es común hoy escuchar sobre la gente “proactiva”.

Seguramente has escuchado sobre esa persona “proactiva” dentro de tu institución, pero ¿sabes que es lo que realmente significa?

Según Stephen Covey, ser proactivo significa mucho más que tener iniciativa. Significa que nuestro comportamiento es producto de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Y que, más importante aún, somos los responsables de actuar para que las cosas sucedan. Por lo tanto, ser proactivo significa actuar e influenciar sobre las cosas que podemos manejar a nuestro favor (ánimo, motivación, energía, hábitos). A este círculo se le llama “Círculo de influencia”.

En la contraparte, la gente reactiva es la que se deja influenciar por las condiciones en que se encuentra. Ser reactivo significa depender de lo que sucede alrededor para actuar o responder, es decir, quedar a merced de las circunstancias. Por este motivo, estas personas se concentran más en cosas sobre las cuales no tienen control, pero que afectan su vida (clima, delincuencia, suerte). A este círculo se le llama “Círculo de preocupación”.

Una vez comprendido esto, es importante preguntarnos: ¿A qué le voy a dedicar más tiempo y energía?. En lo personal, creo que la respuesta es bastante clara.

Y recordando que este no es un tema nuevo, existe un proverbio Chino que nos aproxima muy bien a la búsqueda de la respuesta a esa pregunta: “Si un problema tiene solución, ¿para qué preocuparse? Y si no la tiene, ¿para qué preocuparse?”.

Con esto claro, aquí se listan algunas acciones simples para dejar de ser Reactivo y volverse más Proactivo en distintas áreas.

1- Relaciones personales

greet

Me vio, y no me saludó” – ¿Cuántas veces hemos pensado esto? Seguramente muchas. Pero al mismo tiempo que pensamos eso, es altamente probable que la otra persona haya pensado lo mismo. Entonces ¿quién tenía que saludar primero? – La persona proactiva.

Cada vez que te encuentres con un conocido, salúdalo. Incluso si no sabes su nombre. Un saludo es siempre bien recibido; demuestra cortesía, educación y afecto. Así que para la próxima vez que veas a alguien en la calle, en la sala o e algún evento, encuentra el momento adecuado para saludarlo; no esperes un saludo. Conviértete en el que inicia la conversación o en el que se acuerda de llamar – se proactivo.

2- Relaciones públicas

 high five

Cada vez que puedas, haz que alguien cerca de ti se sienta bien. Esto puede ser a través de un favor; aportando en algo que esa persona necesite, o puede ser a través de un cumplido; diciéndole lo bien que lo hizo, comentando lo bien que se ve hoy o agradeciendo un acto suyo. Todos estos gestos harán que casi cualquier persona se sienta bien. Para algunas personas, un solo gesto como estos basta para mejorarles el día

3- Ámbito profesional

encourage worker

Si estás con gente a tu cargo, diles lo bien que lo hicieron luego de completar una tarea y agradéceles por su esfuerzo. Hazlos sentir importantes dentro del grupo porque gracias al trabajo colectivo lograron una meta. Y al momento de planificar, adelántate a los problemas y propón soluciones; ¿tienen un plan B para resolver la adversidad eventual? ¿Cómo se va a mantener motivado al equipo durante el trayecto hasta la meta?

Por otro lado, si no estás a cargo y debes trabajar codo a codo con tus colegas, agradece especialmente a ese que te ayudó en un momento complicado y no dudes en pedir ayuda o consejos si es que alguien tiene más experiencia que tú para una tarea específica; esa persona se sentirá valorada y útil. Al momento de planificar, identifica problemas que nadie haya notado y sugiere soluciones desde tu experiencia. Si logras identificar un problema pero no sabes la solución, piensa y sugiere a un compañero de trabajo que tenga la experiencia para proponer la mejor alternativa. Así todos ganan.

4- Trabajo personal

personal trainer

¿Estás haciendo algo de una forma porque siempre se ha hecho así? O acaso, ¿lo estás haciendo así porque es la mejor forma de hacerlo?

Cada cosa que hacemos tiene un proceso, un método. Generalmente esto ha sido definido por alguien más; que puede ser la persona que te lo enseño o lo que viste haciendo a alguien más. Sin embargo, como proceso, seguramente puede ser mejorado. Y en este ámbito es importante cuestionarse los métodos y herramientas.

Haz lo que se encuentre en tu círculo de influencia para hacer mejor tu trabajo. Ya sea que escribas, trabajes en carpintería, atiendas personas o trabajes dentro de un laboratorio, recuerda que siempre existe una forma de hacer mejor las cosas: identificar cómo y hacer el cambio depende de ti.

5- Salud

salud old man

Como científico, sé que por cada cosa que hacemos, usamos o comemos, existe al menos un factor de riesgo (Si conoces a algún prevencionista de riesgo, pregúntale también). Y si eres de los que se informa muy bien antes de comer o usar algo, entonces probablemente llegues a un punto en que te vuelvas loco intentando encontrar exactamente lo que deberías estar comiendo o usando.

La información para conocer más, existe hoy en abundancia y está a un par de clics de distancia; pero atención: la información completa no está en un solo lenguaje. Además, hay que considerar que existe mucha información que no es verídica o está mal interpretada, ¡así que cuidado! Como dice Jimmy Wales: “El analfabetismo del futuro es no saber utilizar bien internet.”

Entonces concéntrate en tu “círculo de influencia” y en esos elementos que provocan el 80% del impacto en tu salud con el 20% de tus esfuerzos; como descansar adecuadamente, alimentarte con más vegetales y ejercitar tu cuerpo regularmente.

Como resumen práctico, quiero invitarte a hacerte la siguiente pregunta, tan seguido como puedas: ¿Qué puedo hacer aquí y ahora, para provocar un impacto positivo en el resto o en mi mismo?

Seamos el cambio que queremos ver en el mundo; o al menos en nuestro contexto. Se Proactivo.

Autor: Cristian Estrada

9 cosas que nadie te dijo sobre los tiempos difíciles

9 cosas que nadie te dijo sobre los tiempos difíciles

Resumen: Pasar por una situación difícil nos puede revelar habilidades y capacidades desconocidas, que pueden prepararnos mejor para la adversidad del futuro.
reloj homo eficiensLectura: 3 minutos, 39 segundos.

¿Quién disfruta los períodos difíciles de la vida? Por mucho tiempo, yo no. Y creo que tú tampoco.

¿Pero quieres saber algo curioso? Ahora estoy enamorado de los tiempos difíciles.

Obviamente cuando suceden, nos sentimos solos, poco valorados e incluso estúpidos. Pero luego de que el tiempo pasa y reflexionamos acerca de lo aprendido durante ese tiempo, nos podemos dar cuenta de que en esos tiempos habremos podido encontrar importantes lecciones de vida que nos dan identidad.

Durante situaciones como éstas, suceden muchas cosas, pero trabajando en equipo, estas 9 ocurren generalmente.

1. Aprendemos cosas nuevas

learning

Cuando uno pasa por períodos complejos (de esos que se odian), se está bajo presión, preocupación, ansiedad o todo lo anterior. En estas condiciones es que se aprende a controlar estas emociones, se aprende cómo reaccionan otras personas y se aprende si es que en estos contextos la gente te ayuda o se escapa de ti.

Más importante aún, es que se pueden conocer los límites propios y saber con certeza de que somos capaces de más de lo que imaginamos.

2. Aprendemos a ser proactivos

put of box

En la vida de cada persona, existe al menos una vez en que se debe actuar obligatoriamente, incluso aunque no queramos. Por eso se les llama “tiempos difíciles”. Y mientras más actuamos, más resultados podemos obtener. Porque cuando nos volvemos proactivos, ganamos una ventaja sobre ese otro grupo de personas que odian ser proactivos; que componen casi el 80% de la población.

Es el restante 20% – la gente proactiva – la que obtiene los resultados.

3. Aprendemos lo que significa ser responsable

responsabilidad

Ser personalmente responsable por todo lo que hacemos es una característica que pocos tienen. Si quieres un poco de ventaja sobre el resto, haz que la responsabilidad sea parte de ti.

Cuando se vienen los tiempos difíciles, debemos aceptar nuestra responsabilidad y comenzar a trabajar. No quejarse por los errores del pasado o por las complicaciones del ritmo de vida actual es parte importante de comportarse de manera responsable.

Ser responsable es aceptar la tarea que se supone que debemos hacer y hacerla sin quejas. Cuando esto se vuelve un hábito, las cosas comienzan a cambiar y comenzaremos a ver resultados más rápido.

4. Nos volvemos maestros en cosas difíciles

master juggler

La persona que es proactiva y tiene voluntad para aceptar responsabilidades no tendrá miedo de hacer cosas difíciles. Esa persona sabe que está aprendiendo mucho y que la única forma de ser muy bueno en algo, es hacer las cosas difíciles primero.

5. Obtenemos el apoyo de otras personas

support people

Cuando las personas nos ven trabajando duro, surge un deseo genuino de ayudar a medida que van conociendo que somos el tipo de persona que también estará allí para ayudarlos. Y también porque saben que al ayudarnos, estarán ayudando a otros en el proceso, con quienes se sentirán conectados de alguna forma.

La gente busca naturalmente generar un impacto y cuando ven a alguien que lo está logrando, se sienten generalmente dispuestos ayudar a ese tipo de persona.

6. Aprendemos a confiar en la gente a nuestro cargo

mountain trust

Los trabajadores están cansados de los malos compañeros de trabajo y las malas políticas de oficina. Cuando dejamos de quejarnos y nos hacemos responsable por nuestra labor; lo cual es un comportamiento poco usual, sucede que el resto de compañeros comienzan a confiar en nosotros tan sólo por tener una buena actitud profesional.

La gente disfruta estando alrededor de personas genuinas y que están dispuestas a ayudar.

7. La confianza personal aumenta

confianza

Lentamente, a medida que las cosas comienzan a cambiar a nuestro alrededor debido a nuestro comportamiento y comenzamos a ver resultados positivos, nos volvemos confiados en lo que hacemos en el lugar de trabajo.

8. Las cosas ya no se ven difíciles

hard punch

No necesitamos más habilidades generalmente, sólo necesitamos más confianza. Cuando tenemos la confianza para hacer las tareas difíciles con el apoyo adecuado, lo que se ve difícil para el resto, se convierte en algo de rutina luego de todos los momentos difíciles y esfuerzos puestos.

9. Perdemos el temor

sin miedo

La única forma de superar el temor, es actuar. Y ya que habremos perdido el miedo a través de la acción, el apoyo de las personas correctas y la responsabilidad asumida, nuestra confianza será más grande y mejor.

Autor: Dhaval Gajera
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
Obteniendo lo imposible: El balance Vida – Trabajo de los Emprendedores

Obteniendo lo imposible: El balance Vida – Trabajo de los Emprendedores

Resumen: Si estás emprendiendo, es probable que le estés dedicando muchas horas al trabajo y pocas horas a tu vida. Entender lo que nos afecta para ser más productivos, es la pieza clave para recuperar el balance vida/trabajo.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 57 segundos.

Fundar una empresa es increíblemente difícil. Tienes tiempo, recursos y dinero limitados. Entonces, necesitas hacer lo que verdaderamente importa. Y para eso, hay que decidir qué importa hoy.

Fundar un emprendimiento es, para la mayoría de las personas, un proceso agotador. Los emprendedores jóvenes y gerentes novatos creen que es una carrera de velocidad, así que creen que deben trabajar mucho para demostrar que están comprometidos con el éxito.

Usualmente una historia de emprendimiento, ocurre así: Juan se sobre-excita con una idea, conduce un equipo fantástico y comienza a trabajar 10 horas al día desde su departamento de 1 persona. El trabajo duro rinde sus frutos y él es aceptado en una incubadora de las mejores o se gana una cantidad importante de recursos. Con el Demo-day acercándose vertiginosamente, los días de 10 horas se transforman en días de 16 horas de trabajo; un infierno. Y a medida que pasa el tiempo, cualquier rastro de vida balanceada ya no existe.

Sin embargo, lo que Juan no sabe es que, en realidad, los emprendimientos son como una maratón. Y en una maratón, si no controlas tu ritmo y no piensas en el largo plazo, te agotarás antes de tiempo y no podrás terminar la carrera.

 

La teoría del agotamiento del Ego

a la mi

La voluntad no solo está sobre-estimada, sino que además, es un recurso finito. De acuerdo a Wikipedia, “El agotamiento del ego se refiere a la idea de que el autocontrol o voluntad utiliza una cantidad de recursos mentales que pueden ser agotados. Cuando la energía para la actividad mental es baja, el autocontrol es generalmente afectado, lo que se podría considerar un estado de agotamiento del ego.”

Esto significa que cada día comenzamos con una cantidad limitada de posibilidades para tomar decisiones, que una vez agotadas, nos dejan con discapacidad y nos impiden ejecutar a un nivel productivo y efectivo.

Como resultado, deberíamos escoger cuidadosamente aquello sobre lo que trabajamos para maximizar nuestra productividad, decir “no” cuando corresponde, o incluso delegar tareas repetitivas que no requieren de mucho pensamiento o creatividad de nuestra parte.

Así que veamos cómo podemos hacer eso.

Despierta temprano y haz tu mejor trabajo durante la mañana

waking up

En mi caso, despertarme a las 7:00 (lo que es ridículamente temprano en América Latina) ha sido el factor que cambió el juego.

Primero, para la mayoría de las personas, el mejor momento de productividad se encuentra en una ventana de 2 horas luego de haber despertado. De acuerdo a Dan Ariely, profesor de psicología y economía basada en comportamiento en la Duke University, y autor de Predeciblemente Irracional, “Uno de los errores más tristes en el manejo del tiempo es la propensidad de la gente a gastar sus horas más productivas de su día en cosas que no requieren alta demanda cognitiva.”

Segundo, el resto del mundo duerme, así que no existen distracciones externas que puedan aniquilar tu concentración – como un correo, una llamada, un mensaje de texto o alguien en la puerta.

Esto te permite entrar en ese “estado ideal”, en donde estás ejecutando con la mayor productividad posible sin distracciones externas. La sensación de levantarse antes de que el mundo comience a funcionar es liberadora. Como beneficio agregado, cuando todos están corriendo hacia el trabajo, estresándose y respondiendo a los correos, tu ya estarás 2 horas adelantado.

Decide las “3 cosas más importantes” y enfócate en esas, una a la vez

3 mano

Tomé este hábito de Tim Ferriss hace un par de años, ya que, en su artículo ‘Productivity Trick For The Neurotic, Manic-Depressive and Crazy (Like Me)’, Tim sugiere escoger de 3 a 5 tareas más importantes del día que te hacen sentir incómodo y enfocarte en eso: “Generalmente son cosas que han sido pateadas de la lista de quehaceres de un día para el siguiente, luego al siguiente y así. Las más importantes usualmente equivalen a las más incómodas, con alguna chance de rechazo o conflicto.” Esto te permite superar sólo las tareas más importantes que te moverán hacia adelante. Lo importante es reservar períodos de tiempo para dedicarle a estas tareas, mientras que el resto de cosas ocurren mientras estás enfocado en resolver esos puntos importantes.

Danny Halarewich, fundador de LemonStand, una solución increíble de eCommerce y fan de Piktochart aconseja lo siguiente: “Concéntrate. No trabajes en muchas cosas a la vez. Cambiar contextos consume tiempo y energía mental, lo que aniquila la productividad, creatividad y disciplina.”

Dejar de ser reactivo

reactivo

18 meses atrás, pasé mis horas más oscuras. Sentí que todo necesitaba mi atención inmediata, así que cada vez que un mensaje entraba en mi Inbox, corría a responderlo. Estaba claramente equivocado. Era la ilusión de productividad, pero en realidad, no estaba logrando resultados.

Cuando no lo pude soportar más, traté deshabilitando todas mis notificaciones de correos y mensajes, para concentrarme en el trabajo durante la mañana y responder los correos de clientes durante la tarde. El resultado: sentía que tenía unas 8 horas extra cada día, logré completar más tareas y la felicidad de los clientes aumentó.

Si comienzas el día reaccionando a los correos y apagando incendios, comenzarás el día persiguiendo al conejo de oro que nunca podrás atrapar. Sin saberlo, llegarás a las 20:00 aún respondiendo correos y sin resultados que mostrar luego de un día completo de trabajo.

El correo electrónico es una amenaza real para el balance vida-trabajo. Un estudio publicado en 2012 demuestra que, cuando se relaciona con tentación, el correo electrónico es más adictivo que los tragamonedas de casinos. Además, la gente que no revisa su correo de manera regular está menos estresada y es capaz de concentrarse en una sola tarea por más tiempo.

Así que deja de ser reactivo.

Evita trabajar de noche

late night work

A menos que seas una “Lechuza nocturna” experimentada, que sabe cuáles son sus períodos productivos y que su productividad se dobla al trabajar de noche cuando nadie más está despierto, no deberías trabajar de noche.

Primero, nuestro cuerpo está biológicamente diseñado para dormir de noche, cuando está oscuro. Nuestro reloj interno reconoce ese hecho y comienza a enviarnos alertas de que deberíamos irnos a dormir. Ignorar esas alertas puede desequilibrar nuestro cuerpo.

Segundo, el trabajo nocturno afecta negativamente tu capacidad para levantarte temprano a la mañana siguiente, arruinando tu rutina productiva. Comenzarás el día respondiendo correos, apagando incendios y corriendo en la oficina. Buffer (Una empresa digital para gestionar redes sociales) tiene una política asombrosa al respecto – ellos sólo contratan personas que prefieren levantarse temprano sobre personas que prefieren quedarse trabajando de noche, en donde eres mucho menos productivo.

Y como último consejo: si eres una “Lechuza nocturna”, al menos usa Flux. Flux es un software muy útil que cambia el tono de los colores de tu pantalla acorde a la hora del día. (Con esto previenes el cansancio visual y mental provocado por colores que naturalmente no deberías estar recibiendo a ciertas horas del día.)

Consejo final – Protege tus “Horas mágicas”

horas magicas

Fundar un emprendimiento es increíblemente difícil. Hacer todo es imposible, así que escoge cada día 3 tareas importantes.

Luego pregúntate “¿Esto hará que al final del día sienta que he hecho algo importante?

Si la respuesta es “Si”, entonces usa tus “horas mágicas” para esas tareas.

Autor: Gonzalo, de Piktochart
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
7 hábitos de personas muy creativas

7 hábitos de personas muy creativas

Resumen: La creatividad es algo que se puede estimular y desarrollar, por lo tanto, aprender de las personas creativas nos puede ayudar a nutrir nuestras propias capacidades.
reloj homo eficiensLectura: 3 minutos, 31 segundos.

Cuando se trata de creatividad y éxito, ¿te has preguntado sobre lo que separa a unos de otros? Aunque algunas cosas dependen de habilidades específicas que no pueden ser enseñadas, existen también ciertas habilidades, técnicas y destrezas que pueden ser pulidas.

Si estás interesado en maximizar la creatividad, innovar y lograr una diferencia significativa en las vidas de los que te rodean, será de ayuda aprender de aquellos que han pasado por lo mismo antes que tú.

Te invitamos a revisar algunos hábitos de personas realmente creativas.

  1. Siempre hacer preguntas

hacer preguntas

La gente creativa nunca acepta las cosas como se las plantean desde un comienzo. En vez de simplemente aceptarlas de inmediato por el sólo hecho de que siempre ha sido así, ellos hacen preguntas para revelar respuestas. Aunque no siempre encuentres las respuestas que buscas, el sólo hecho de buscar puede ser suficiente para encender una nueva idea o enseñarte alguna lección.

  1. Levantarse temprano

waking up

Sería incorrecto decir que todos los que han tenido éxito y son creativos se levantan temprano; un ejemplo claro es Franz Kafka, el escritor Alemán, que era conocido por quedarse despierto toda la noche hasta que llegaba la tarde. E incluso, Pablo Picasso rara vez se despertaba antes de las 10:00. Aunque ambos de estos hombres son considerados exitosos y creativos, son excepciones a la regla.

Si observamos a la mayoría de las personas altamente creativas, ellos son los que generalmente se levantan más temprano. Como diría Ernest Hemmingway: “No existen personas que te puedan interrumpir. Está fresco y helado cuando llegas al trabajo y a medidas que escribes te calientas.

  1. Rodearse con gente creativa

creativos

Como aves de una misma pluma, la gente creativa se reúne con otros creativos. La razón para esto es que eres aquello con lo que te rodeas. Si inviertes tiempo con gente floja, también te vas a volver flojo. Si te reúnes con personas que ejercitan su cuerpo, naturalmente te volverás más activo. Bueno, si inviertes tiempo con mentes innovadoras, automáticamente revolucionarás tu mente para pensar de manera distinta en tu día a día.

  1. Exponerse a nuevos entornos

uncomfy

La mejor manera de mejorar la creatividad es evitar ponerte límites. Los pintores, por ejemplo, no deberían sólo estudiar otras pinturas. Deberían sumergirse también en la música, el dibujo, tallado y escultura. Mientras más medios distintos te estimulen, más inspiración podrás obtener como resultado. Por el otro lado, si te limitas respecto del tipo de arte que consumes te vas a volver mono-dimensional.

  1. Identificar y remover las barreras

barrera

Todos tenemos barreras y desafíos que amenazan nuestra habilidad para innovar. Sólo depende de ti identificar esos obstáculos del camino y sacarlos de tu vida. Esto podría ser esa relación tóxica, un trabajo que no te satisface, falta de recursos, o algo que se encuentre entre esas cosas que no te hacen feliz. No importa lo que sea – se tienen que ir. Mientras estén presentes por más tiempo, más agitado y abrumado te sentirás.

  1. Trabajar con lo que se tiene

improvisa camara

Cada persona está expuesta a distintos entornos. Las personas creativas son capaces de consistentemente responder a la situación en la que se encuentran con cualquier recurso que tengan a mano. Ellos no tienen miedo a ser espontáneos y tampoco planifican cada minuto del día, en vez de eso, son flexibles y están dispuestos a adaptarse.

  1. Dejar tiempo para el ocio

ocio time

No puedes ser creativo todo el tiempo. Tu cerebro necesita descansar y recargarse algunas veces. Ese es el motivo por el cual grandes creativos como Benjamin Franklin, Ludwig Van Beethoven, Charles Dickens y Mary Flannery O’Connor siempre destinan tiempo del día para comida, ocio y descanso.

Lo que haces en tu tiempo de ocio depende de ti, pero asegúrate de tomarte un tiempo para simplemente SER. No tienes que estar haciendo algo las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año.

Un poco de diversión nunca ha hecho daño a alguien.

Y tú, ¿Qué hábitos tienes para estimular tu creatividad?

Autor: Schuyler Richardson
Artículo original
Traducido y editado por Cristian Estrada