25 indicadores de que eres exitoso y no te has dado cuenta

25 indicadores de que eres exitoso y no te has dado cuenta

Resumen: Eres mejor de lo que crees. Invierte algunos minutos para reflexionar sobre las áreas en las que ya eres exitoso en la vida. Darte cuenta de los aspectos positivos en tu vida de seguro que resultará motivador para mejorar otros asuntos personales.
reloj lectura yelLectura: 7 minutos, 40 segundos.

Todos hemos pasado por ese período en nuestras vidas en donde sentimos, independiente de lo que pase, que nada positivo se viene en nuestras vidas. Es fácil criticarse uno mismo en lo que sea – desde tu competencia en el trabajo a cómo resuelves los asuntos del hogar – y esto a veces produce una neblina muy densa que nos impide ver los éxitos de la vida.

Este tipo de actuar constante y falta de claridad puede hacer que pienses que eres un fracaso, incluso cuando la evidencia de tu vida – personal y profesional – pueda llevarte hacia otras conclusiones. Si estás demasiado ocupado en la vida combatiendo incendios, es casi seguro que no tendrás tiempo de apreciar tus propios éxitos y logros.

Puede que ya seas exitoso y ni si quiera te has dado cuenta. Aquí van algunas pistas si es que lo último es tu caso:

  1. No eres controlado por tus ingresos

Muchas personas sienten que para que las cosas funcionen, necesitan ese cheque o adelanto de pago. Si eres capaz de vivir día tras día sin preocuparte de no tener suficiente dinero para durar hasta el fin de mes, entonces eres prácticamente un éxito en este ámbito! Quizás no puedas costear ese reloj caro, pero si no vives sacando cuentas sobre lo que necesitas para la próxima semana, entonces ya has dado un gran paso sin darte cuenta.

  1. No buscas reconocimiento

Buscar reconocimiento de los seres amados y colegas es algo que generalmente buscamos para validarnos y sentirnos seguros. Si no estás esperando ese golpe de apoyo en la espalda para actuar, entonces eres más exitoso de lo que crees.

Ser capaz de actuar y hacerte cargo de tus actos sin buscar reconocimientos o elogios es una fuerte señal de seguridad mental.

  1. Sufres menos dramas

Mira hacia atrás en tu vida, sólo un año: ¿Encuentras que las cosas están más calmadas en la casa y en el trabajo? Si éste es el caso, entonces puedes decir que tu vida es exitosa – una falta de caos lleva al orden y a la armonía.

  1. Tienes un plan

El éxito es construido sobre una estructura y en base a un plan de largo plazo para llegar donde quieres estar. Si actualmente tienes un marco definido para tu vida y tus metas, entonces ya eres suficientemente exitoso comparado con el resto; ¡a la mayoría le cuesta planificar!

  1. Buscas más

Si buscas obtener más de cada situación entonces ya estás en camino al éxito. La ambición y el deseo de conocimiento indican que un individuo está determinado a conocerse mejor y a mejorarse.

  1. Eres madrugador

Ya conoces el viejo dicho: “El pájaro que llega temprano, se lleva el gusano”. Si quieres convertir tu vida en un éxito, no puedes comenzar cada día en la tarde. Cuando te encuentres saltando desde la cama temprano, listo para comenzar el día, probablemente estarás apuntando a un estilo de vida exitoso y con buena actitud.

  1. Eres socialmente activo

El éxito viene de muchas formas, no simplemente se refleja en tu grado o tu sueldo. Si eres capaz de involucrarte en situaciones distintas con círculos sociales diversos, puedes apuntar a una vida sana y armoniosa – las personas no se quedan alrededor de personalidades tóxicas.

  1. Ofreces respeto mutuo

El éxito generalmente proviene de nuestras experiencias de vida, incluyendo el paso por situaciones difíciles y estresantes. Si entiendes el valor de tratar a otros con respeto, ya estás cultivando un aspecto importante del éxito personal.

  1. Deseas ayudar a otros

De nuevo, tu éxito en este mundo va más allá del costo de tu auto o casa. Si eres capaz de brindar apoyo sólido para que el resto trabaje contigo y actúas como un pilar de fortaleza para tus colegas, el éxito no está lejos.

  1. Eres motivado

Cualquier persona sin motivación y deseo para sobrellevar los momentos difíciles y los obstáculos, luchará para tener el éxito. Si no te importa subirte las mangas y ensuciarte las manos, eres mejor de lo que piensas.

  1. Posees confianza sin arrogancia

La gran diferencia entre una persona exitosa y una persona que se cree exitosa, es su actitud. Si puedes mostrar genuina humildad por otros, mientras inspiras a aquellos que están luchando, entonces ya eres un individuo exitoso.

  1. Has luchado para levantarte

Ya se ha dicho cómo el fracaso puede ser el punto necesario para tener éxito. Y es que necesitas golpear el fondo antes de alcanzar la cumbre. Ser capaz de combatir desde una posición de fracaso a una de éxito – cualquiera sea éste – es una señal de que tienes una voluntad de hierro con la mente para alcanzar el éxito en la vida.

  1. Te esfuerzas por mejorar

Muchas personas caen en la trampa de creer que “lo han logrado”. Cuando buscas constantemente mejorar el rendimiento previo, incluso si fue espectacular, te estás ajustando a ti mismo para el éxito en el largo plazo.

  1. Tienes disciplina

La disciplina sólo llega luego de haber visto y aprendido del propio pasado. Aprender a no cometer errores y tomar la decisión correcta es vital para el éxito de largo plazo.

  1. Predicas paciencia

La paciencia es una virtud que la mayoría de personas exitosas practican en el largo plazo. Sin paciencia, puede ser difícil lograr el tipo de impacto que quisiste inicialmente en cualquier situación profesional o personal.

  1. Puedes decir NO

Ya dijimos que ser capaz de actuar sin buscar reconocimientos o elogios es lo ideal. Pero si además, eres capaz de decir NO, demuestras que no necesitas constantemente satisfacer a todos.

  1. Administras bien tu tiempo

Saber administrar el tiempo es una señal de éxito a largo plazo, y ser capaz de usar el tiempo en cualquier día para ser productivo es indicador de una persona exitosa. ¿Eres capaz de lidiar con muchas tareas en cualquier día? Entonces ya eres exitoso.

  1. Tienes amigos exitosos

El éxito alrededor tuyo es la manera más fácil de inspirarte. Si te rodeas con personas que ya lo están haciendo bien, puede ser mucho más fácil desarrollarte y mejorar de la manera correcta.

  1. No culpas a otros

Has llegado a un punto en tu vida en el que entiendes lo que significa tomar responsabilidad por tus acciones y no apuntar a otros por tus frustraciones y fracasos. Eso se obtiene siendo activo y no pasivo, y darse cuenta del poder interior para transformar nuestra vida. También habla de tu habilidad para entender el contexto en que te encuentras para tomar acciones que eviten avanzar en la dirección incorrecta.

  1. No malgastas tu tiempo

Ya se fueron los días en los que dejabas a otros arrastrarte en actividades que encontrabas aburridas y contraproducentes para tu desarrollo y auto-estima. Tu sentido de orientación personal te permite saber lo que quieres sin la necesidad de la aprobación de otro.

  1. Eres asertivo

Entiendes que decir simplemente SI o NO, es suficiente muchas veces. Y cuando sea pertinente, explicar tus razones de manera clara es esencial para que otros comprendan que eres un individuo con sus propias necesidades. Esto no significa ser inflexible, pero mientras seas comprensivo no deberías dejar que alguien tuerza tu camino.

  1. Te mantienes positivo

Has aprendido de la manera difícil que ser negativo o escéptico para justificar tus derrotas y fracasos no tiene sentido alguno. No sólo te hace sentir incapaz y ansioso, sino que también afecta el resultado final. Al ser positivo y honesto al perseguir tus metas podrás liberar verdaderamente el triunfador que existe en ti.

  1. Te ocupas de tu salud

Dejar las actividades dañinas que te dificultan el trabajo para el mejor futuro que siempre has soñado es un paso poderoso. Ya sea el cigarro, las drogas, comer mucho o no ejercitar, entiendes que dejar todo eso atrás te convertirá en un individuo más fuerte, con más motivación y voluntad.

  1. No buscas una relación para resolver tus problemas personales

Es fácil esconder nuestros fracasos detrás de alguien que nos ama. Pero es un poco inmaduro para ambos en la relación dejar de resolver los asuntos reales que pueden estar dañando la vida del otro. No es buena idea no entregar esa ayuda que le puedes dar al otro para convertirse en mejor persona simplemente porque es más fácil no hacerlo o porque “las cosas están bien”.

  1. Eres maduro

Cuando situaciones graves ocurren en el trabajo, o necesitas ayuda para resolver un problema con alguien, una señal de éxito es la capacidad de poner los problemas personales de lado para el éxito profesional.

Es siempre importante recordarte a ti mismo que el éxito no es algo que pueda ser juzgado materialmente. Si eres capaz de mirar tu estilo de vida y entender que haces cosas de manera madura, social y efectiva, entonces eres mucho más exitoso de lo que cualquier palmada en la espalda te puede hacer sentir.

El éxito viene de la aceptación de tus propias habilidades y talentos, no de lo que alguien que quizás no conozcas te diga.

Autor: Carles Sabarich
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
5 hábitos simples para hacer más

5 hábitos simples para hacer más

Resumen: Para los que viven rodeados de tecnología, existen trucos simples para gestionar mejor el tiempo y lograr más en el día.
reloj lectura yelLectura: 7 minutos, 21 segundos.

“¿Cómo es que logras hacer tanto cada día?”

Esa, amigos, es la pregunta de oro.

Estoy seguro de que todos conocemos una “super mamá”. Ya sabes, esa persona que pone envidiosas a sus amigas por las fiestas que prepara para sus hijos, siempre paga las cuentas a tiempo y trabaja durante meses en proyectos súper-divertidos. Quizás esa mamá no exista realmente en tu vida, pero sin duda alguna, existen muchas personas que se preguntan “¿Cómo es que esa persona puede hacer todas esas cosas?”.

Ese era yo el año pasado. Estaba cansada de “dejarlo pasar” e intentar lograr “todo”, pero logrando nada al final. Entre criar niños, nutrir un blog, fotografiar eventos, cocinar a pedido e intentar encontrar tiempo para mi pareja, estaba exhausta y necesitaba nuevos hábitos productivos. Invertí un par de semanas antes del cierre del 2014 para re-programar mi 2015. No de una forma controlada, sino de forma creativa para lograr sacarles provecho a esas limitadas 24 horas.

Hoy me siento bendecida por cada día de vida.

Ciertamente no puedo decir que “lo hago todo” (no creo que hacerlo todo es siquiera posible), pero he podido desarrollar 5 hábitos pequeños que están haciendo una diferencia increíble en mi productividad diaria y están simplificando mi vida.

Estos pequeños hábitos revolucionaron mis días (de verdad, ¡no es broma!) y me permitieron hacer mis tareas más rápido para poder tener tiempo de calidad con mi familia. Al desarrollar estos pequeños hábitos, ahora me alimento mejor y tengo suficiente tiempo para nutrir mi blog con buen contenido, tomar fotografías para eventos, cocinar y disfrutar tiempo en familia.

Aquí te dejo con 5 hábitos simples, para hacer más cada día. 

  1. Borra tus redes sociales (De tus dispositivos móviles) y limita su uso

facebook app

¡Espera! No corras.

Prometo que esta es la más difícil, pero la que te dejará con más recompensas.

No estoy diciendo que las redes sociales son inherentemente malas. Es más, creo que son asombrosas. Pero pensemos en ellas por un segundo…

Mi familia está repartida por el país en el que vivo, pero gracias a las redes sociales (principalmente Facebook), mi familia puede ver, comentar y compartir mi vida. Ellos estuvieron “ahí” para el nacimiento de mi hijo, cumpleaños especiales y el día en que lancé mi Blog. ¿Fantástico, no?

Pero he aquí el dilema. Incluso una cosa buena puede ser peligrosa y contraproducente.

Facebook (y otras redes sociales, pero hablemos de Facebook) es como una droga. ¡Si, una droga! Esta plataforma puede tener el mismo efecto que una droga a partir de los “me gusta” y comentarios que personas que conoces o no conoces, dejan en tus fotos o comentarios. Existe algo adictivo acerca de este comportamiento – constantemente chequear por nuevos comentarios y “likes”, y en general sentir esa urgencia de chequear el botón rojo que indica las actualizaciones. Todos hemos pasado por eso, créeme. Y es tan fácil volver a recaer en esta adicción a las redes sociales, ¡como recaer en las drogas!

Y porque Facebook es como una droga adictiva, es muy fácil gastar mucho tiempo siendo “productivo” en Facebook y mucho menos tiempo siendo “productivo” en la vida real: preparar tus alimentos, hacer el trabajo pendiente, jugar con los niños, ver a tus amigos, hacer deporte, etc.

Así que en el nombre de hacer más cada día, restringe el uso que le das a las redes sociales. Será difícil y quizás doloroso, pero lo vale. Aquí están mis dos recomendaciones en base a mi experiencia:

  • Borra la App de Facebook de tu Smartphone. Mi teléfono está siempre conmigo, entonces es demasiado fácil acceder a la “droga” (Facebook). Y a cada rato me están llegando notificaciones, lo que significa que todas esas veces voy a estar mirando la pantalla para ver qué pasa, sumando 5, 10, 20 minutos en una mañana, o incluso más! Suma esto en la semana o en el mes, y el resultado es mucho tiempo mal invertido.
  • Cierra la sesión en tu computador. Invierto mucho tiempo en la mañana respondiendo correos, escribiendo nuevas notas para el blog y editando fotografías. Por lo tanto, es fácil (demasiado fácil en realidad) abrir una nueva pestaña y abrir Facebook (y otras redes). Y desde el minuto en que veo el botón rojo anunciando notificaciones, me engancho. De pronto me doy cuenta de que he invertido 30 minutos en comentar, darle “likes” a lo que me gusta y mirando videos de pollos o gatos tiernos.
    Pero al cerrar la sesión en el navegador, el efecto de droga se termina. Porque cuando le doy clic a una nueva pestaña, tengo que ingresar mis datos nuevamente y eso me recuerda de manera instantánea que tengo otras cosas que hacer.

Si crees que esto no va a funcionar para ti, entonces lee el consejo #2.

  1. Programa el uso de tus redes sociales

 agenda tiempo

Ahora que has sacado las apps sociales y has cerrado sesión en el navegador (Cof, cof, Facebook) de tu computador, es hora de programar tu tiempo. Las redes sociales son algo maravilloso, como mencioné anteriormente, pero sólo cuando son usadas en equilibrio. Entonces vamos a crear ese balance en tus redes sociales…

  • Mira tu calendario y programa cuando usar tus redes sociales. Vamos a ordenar el tiempo que usas en redes sociales según tu contexto. Por ejemplo: Yo tengo en mi calendario agendado que entre 21:00 y 21:30 de cada día, voy a usar redes sociales. Durante este tiempo, entro a mis cuentas y me conecto con familiares y amigos, miro videos de pollos tiernos y navego en Pinterest. A las 21:30 cierro sesión en todas las redes y le digo “adiós”, hasta el día siguiente.

Entonces primero es importante identificar qué tiempo en tu día le estás dedicando principalmente a las redes sociales y luego programar su uso a un horario definido.

  1. Descarga tu mente antes de dormir

dump mind

Cuando me despierto cada mañana, me siento un poco perdida. No estoy segura sobre qué hacer y todo en lo que puedo pensar es en una taza de café y una ducha tibia. Y sentirse perdido en la mañana es una puerta abierta para perder tiempo preciado.

Para resolver este problema, ahora “descargo la mente” antes de irme a dormir. Al lado de mi cama, ahora mantengo un plan de mis días donde escribo todo lo que necesito completar al día siguiente. Y me refiero a todo, incluso si la cantidad es exuberante y parece imposible. Tener una lista de tareas para completar al día siguiente me ayuda en la mañana, para tener un día muy productivo.

  1. Enfócate en 3 tareas importantes cada día

tareas muy importantes

Con una lista oficial de tareas por cumplir en mi planificador diario, a la mañana siguiente me puedo enfocar en las tareas que resultan más simples de resolver. Para comenzar, miro mi lista de “descarga mental” del día anterior luego de tomar desayuno con café y darme una ducha (los imperdibles de cada día).
Las horas de día se hacen pocas muchas veces, entonces siempre elijo las 3 tareas más importantes de cada día. Por ejemplo:

  1. Escribir un artículo para el Blog.
  2. Buscar estampillas y enviar pedidos en el correo.
  3. Hacer desayuno de burritos y congelarlos para el mes completo.

Mientras más tareas realmente puedan ser completadas mejor, pero las TMI (Tareas Muy Importantes) del día no son negociables. Por tanto, si nada más se cumple, al menos sé que esas tareas si estarán completas al final del día porque yo escogí hacerlas prioridad.

Si no le das prioridad a las tareas, quizás terminen inconclusas junto al resto (amontonadas) y te encaminen hacia la frustración y al fracaso.

  1. Levántate temprano

despierta temprano

Lo admitiré, levantarme temprano no está en mi ADN. Tengo una tremenda pasión por quedarme en cama hasta mucho después que suena la alarma del despertador. Y ciertamente es porque amo tanto dormir, que necesito múltiples despertadores.

Las horas de la mañana son las más productivas y beneficiosas, así que he aprendido a valorarlas y, aunque me duele un poco decirlo, he aprendido a amar las horas de la mañana.

Claro que, temprano es relativo y tiene un significado distinto según en lugar en que vivas o el ritmo de vida que lleves, entonces lo más importante de este punto es darse cuenta que: Levantarse temprano lo vale!

Y junto a esto, me propongo lograr mis TMI antes del medio día. Entonces muy temprano; antes de que mis hijos comiencen a correr por la casa, para mi se convierte en un tiempo fundamental para trabajar en lo más importante, para luego relajarme, escuchar música y leer libros.

Prometo que estos hábitos serán difíciles y dolorosos de desarrollar, pero la recompensa de cumplir más cada día – tus TMI – ¡es increíblemente satisfactoria!

Autor: Kristin Marr
Artículo original
Traducido y editado por Cristian Estrada
Así es como la gente joven se puede volver rica

Así es como la gente joven se puede volver rica

Resumen: Los jóvenes también tienen grandes oportunidades de acertar económicamente. De hecho varios ya lo han hecho; sobre todo en el sector de los servicios (Apps). Saber cuáles son tus ventajas como jóven y aprovecharlas a tiempo será fundamental para el éxito que buscas.
reloj lectura yelLectura: 7 minutos, 22 segundos.

En el pasado, ser millonario era generalmente asociado con personas de mediana edad.
En estos días, las generaciones más jóvenes son las que parecen hacer noticia con sus historias milagrosas de éxito y esto puede ser atribuido a la forma en que se distribuye la información y el conocimiento en los tiempos modernos. Internet está en nuestros bolsillos todo el tiempo y los “millenials” han aceptado que debido a esto se la van a pasar su vida aprendiendo cosas nuevas, y están felices de hacerlo. El hecho de que ellos pueden aprender más y por sus propios medios hace que sus posibilidades de éxito sean más grandes.

Esta es la raíz de su ventaja comparada con las generaciones previas, pero ¿cómo exactamente lo hacen? Bueno, hay muchos factores y varias formas de comprender esto. Aquí vamos a discutir algunos de estos factores, actitudes y buenas prácticas de vida que te pueden ayudar a lograr este éxito financiero.

  1. Las redes de contacto ayudan

red de contacto

No tomes este consejo de mala forma. No digo que deberías intentar socializar sólo con gente rica, sino que deberías vincularte con personas que persiguen los mismos objetivos que tú. Una red de contactos de personas intentando lograr la misma meta, es mucho más capaz de lograrla que un simple individuo.

Existen más que un par de formas para hacer esto; una de las más obvias es usar las redes sociales, pero necesitas hacer esto en el mundo real también. No quemes tus puentes y mantén contacto con tus compañeros de clases, colegas previos y actuales colegas, compañeros de negocios e intenta mantener sana la relación profesional con varios de ellos. Incluso aunque algún contacto parezca irrelevante, en el tiempo quién sabe qué puede pasar en el camino.

  1. Combate tus instintos consumistas

consumismo

Nuestros padres crecieron en el consumismo y gradualmente lo aceptaron. Pero nuestra generación es un poco diferente. Hemos nacido en una sociedad consumista que explotó y gran parte de nuestra sociedad realmente no supo qué hacer ante esto. Algunos son atraídos por publicidad colorida y se pueden molestar bastante si es que no están con “el último modelo”. La gente rica compra lo que necesita para hacer dinero, mientras que la gente pobre compra cosas que hacen a la gente rica más rica. Esto debería ser suficiente para ayudarte a combatir esos impulsos consumistas.

  1. Ahorra para invertir

ahorro

El tiempo en que se juntaba billete tras billete para ponerlo en la cuenta de ahorro para que pudiese ganar intereses, pasó hace ya un tiempo. Hoy, esto toma mucho tiempo y puede interrumpir el crecimiento de nuestra carrera. Para la gente joven, conseguir un trabajo puede ser una tarea intimidante, pero existen muchos trabajos que se pueden hacer desde casa y ganar lo suficiente como para comenzar. Ahorrar para invertir es lo único que realmente tiene sentido. Necesitas conseguir dinero para invertir dinero en cosas nuevas.

No te apures en las cosas e invierte inteligentemente. Los esquemas del tipo “Hazte rico rápido” generalmente no lo valen, así que probablemente es mejor mantenerte alejado de ellas, especialmente si alguien más te lo está sugiriendo y la idea no nació de ti desde el comienzo. Necesitas examinar los riesgos y probabilidades de éxito de tu plan y asegurarte de que los riesgos son razonablemente bajos antes de proceder y poner tus fichas en la mesa. Después de todo, cada inversión es una apuesta.

  1. Elige tu carrera con sabiduría

chess move

Seamos francos aquí, es más fácil decir esto que hacerlo. Cuando busques por la mejor opción de carrera, usualmente mezclamos deseos internos, investigación al respecto y consejos de personas en quienes confiamos para tomar nuestra decisión. Esto hace las cosas mucho más complicadas, pero la generación actual está consciente de que se puede combinar pasión y dinero si logras encontrar ese nicho que te acomoda y evitar confiar en el rumor.

Hoy puedes usar muchos recursos gratuitos para ayudarte a tener una imagen más clara sobre la situación económica actual y tener acceso a más y mejores ofertas de trabajo. Asegúrate de tomar decisiones basadas en cosas que sabes que son verdad y no dejes que tus emociones se tomen el control completamente si no tienes un plan sólido.

  1. Investiga sobre personas que lo lograron

investiga

Como ya mencionamos, existen muchos ejemplos de personas que se volvieron millonarios en su juventud. La historia de Mark Zuckerberg es probablemente la más conocida, desde que su red social; Facebook, tiene tanto impacto en las vidas de las personas. Hoy él es una de las personas jóvenes más ricas en el mundo con una riqueza estimada en 20.000.000.000 USD y su historia ha sido inmortalizada en la película “The social network”.

La historia de Zuckerberg es una de muchas historias de éxito de gente joven que logra grandes cosas. Investígalos y revisa qué tipo de pensamientos los llevaron a estar donde están hoy, que los inspiró para tener las ideas que tuvieron y cómo se acercaron a esta tarea colosal.

La creatividad y la inspiración son 2 de los mejores aliados que puedes tener en el ámbito de los negocios y es lo que te ayudará a mantener la motivación cuando lleguen los tiempos difíciles.

  1. Las metas te van a estimular para avanzar

meta

Es fácil distraerse en el camino y perder de vista tus metas. Incluso, ir por la vida pensando “Oh!, cómo me gustaría ser millonario” cada día no es algo que se pueda llamar realmente una meta. Eso es más como un pensamiento con deseo.

Necesitas definir lo que quieres en la vida y luego, sólo entonces, podrás hacer un plan para llegar a esas metas. Aún así, no es recomendable apoyarse en ésta sola meta en la vida como motivación. Una vez que tengas el plan, aclara las metas que te motivarán en el corto plazo, pero mantén tu mente siempre en el destino final.

  1. Internet es de oro

goldenbar

No estoy seguro de que todos los jóvenes estén conscientes de cuán grande es Internet como para darse cuenta de que está lejos de dejar de crecer. Cual sea tu nicho, cuales sean tus metas en negocios, Internet de seguro que te puede ayudar de alguna forma. Si lo miramos desde arriba, Internet es como una mesa universal de cosas útiles a la cual puedes llegar desde donde sea, nada lo supera.

Redes de contacto, marketing, oportunidades de negocios, financiamiento, investigación de mercado, investigación de competencia, lo que sea, lo puedes encontrar probablemente en línea. Muchas personas lo hecho sólo desde internet, sin requerir “esfuerzos” en la vida real. Aún así, no seas tímido con el contacto directo; las oportunidades vienen en todas las formas y tamaños.

  1. ¡Actúa!

actua

Pensar sobre tu futuro es una cosa, hacer las cosas para alcanzar las metas que te propones a ti mismo es un juego completamente distinto. Si miras en la agenda de los jóvenes millonarios, verás que cada día trabajan entre 10 a 12 horas y lo hacen con gusto. Necesitas actuar y estar preparado para aplicarte en acciones concretas; que a veces se escapen de tu comodidad.

Eres joven, así que usa esa juventud para probarte a ti mismo que puedes y obtén los resultados que se requieren para progresar.

  1. Haz que la juventud sea tu ventaja

joven jump

De seguro que los jóvenes son rechazados y son víctimas del cinismo de los hombres y mujeres de negocios más adultos, pero no dejes que esto te desanime. Ellos tienen más experiencia que tu, pero tu entiendes cómo funciona el mundo nuevo mucho mejor que ellos y puedes soportar un día con 15 horas de trabajo, dormir 5-6 horas y volver a trabajar 15 horas.

Hay muchas cosas que los jóvenes pueden hacer mejor que la gente adulta; y una muy importante es la inmejorable capacidad de adaptarse y aprender cosas nuevas. Apóyate en tu juventud para aprender de su experiencia y consigue nuevas ideas de negocio, mejor comprensión de tu vocación y sobre todo: no te dejes intimidar por ellos o algo parecido.

  1. El miedo es el enemigo

fear

Existen pocas cosas que pueden destruir tus posibilidades de volverte rico, tener miedo de intentarlo es una de esas pocas.

La excusa más común es “Soy muy joven” y esta es la peor de todas. Sólo porque eres joven no significa que no puedas tener una gran idea de negocio, muchas personas así lo han demostrado. Si no te tomas con seriedad, nadie más lo hará. Usa tu miedo como una señal de precaución, pero no te alejes de las oportunidades por un miedo irracional.

La juventud está llena de potencial y es el mejor catalizador para el cambio. Los jóvenes son las raíces de las ideas revolucionarias y los cambios en el mundo. Nunca te dejes convencer de que no tienes el potencial para lograr algo.

¡Buena suerte, que la motivación te acompañe!

Autor: Ivan Dimitrijevic
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
15 pequeños cambios que pueden mejorar tu calidad de vida

15 pequeños cambios que pueden mejorar tu calidad de vida

Resumen: Algunos pequeños cambios pueden tener un gran impacto en nuestra vida. Sólo hace falta reflexionar e identificar cuáles son los cambios correctos.
reloj homo eficiensLectura: 5 minutos, 42 segundos.

A pesar de que todos damos lo mejor para hacer lo que más podamos en nuestro tiempo limitado sobre este planeta, siempre hay algo que falta. Mejorar tu vida no tiene que ser necesariamente una batalla en la mitad de un cerro con pendiente. Algunas veces un par de consejos son todo lo que necesitas para comenzar a vivir mejor.

1. Date cuenta que sólo tu puedes hacer tus sueños realidad

Soñando

Da pasos pequeños cada día para acercarte a tus sueños y ambiciones.

Habla con las personas con que necesitas hablar, aprende las habilidades que debes conseguir y gana todo el conocimiento que se requiere saber.

Simplemente haz todas las cosas que necesitas para alcanzar una mejor calidad de vida; nadie más lo puede hacer por ti.

2. Corta de tu vida a las personas falsas

fake people

Muchas personas tienen ese par de amigos en los que de verdad no importa invertir tiempo. Puede ser difícil sacar a personas de tu vida, pero rodearte con personas cariñosas y que te apoyen puede hacer una gran diferencia a tu bienestar.

Intenta describir cómo te sientes alrededor de tus amigos en 5 palabras. ¿Son algunas de esas palabras negativas? Si es así, quizás sea tiempo de que se muevan en direcciones separadas.

3. Deja de ser falso

fake smile

Puede ser difícil de admitir, pero nadie es perfecto. Es común que las personas terminen en situaciones difíciles, que los lleven a mentir un poco, lo que después se puede convertir en una bola de nieve y crecer con el tiempo. Mentir y mantener falsas impresiones puede ser estresante y agotador, así como bajar la calidad de vida que llevas. Trata de ser honesto cada día, con todos a quien conozcas; te puede sorprender lo bien que funciona.

4. Entiende que el fracaso es importante

fracaso gesto

Puede sonar repetido, pero es indudablemente cierto. Generalmente existen grandes lecciones que te pueden ser beneficiosas, luego de fracasar en algo. Fracasar no es una elección, pero aprender de ello si lo es. Asegúrate de obtener lo mejor de lo peor cada vez que puedas.

5. Invierte tiempo solo

success

Con el trabajo, hobbies, actividades sociales y descansar, puede ser difícil encontrar tiempo para invertirlo solo. Sin embargo, pasar un tiempo sólo contigo mismo, puede ser muy bueno para tu bienestar general. Mira una película, cocina algo que te encante – haz lo que sea que te haga feliz. Aprende a amarte y quizás notes que aquello que no te dejaba descansar, deja tu vida para siempre.

6. Vive tu vida según tus propias expectativas

gangnam style

Pasa mucho que la gente vive acorde a lo que otras personas piensan que es lo mejor para ellas; sus amigos, su familia, los medios o la sociedad en que vivimos. Sin embargo, complacer a otras personas y vivir según sus expectativas puede dejarte con la sensación de fracaso o en el mejor de los casos; estresado.

No intentes mantener las expectativas de otras personas, defínelas tu mismo y alcánzalas.

Sólo tienes una vida – personalízala y vívela.

7. Sé bueno con tu cuerpo

good food

Ejercitar nuestro cuerpo y comer buenos alimentos son 2 pilares importantes para mejorar y mantener nuestro bienestar. Si odias correr, intenta caminar o practicar yoga. Bebe más agua y compra más vegetales. No necesitas convertirte en un extremista del “fitness”, pero te sugiero amar a tu cuerpo lo más que puedas.

8. Ejercita tu mente

mind exercise

No muchas personas gustan de practicar matemáticas luego de dejar la escuela, pero ejercitar la mente ayuda a agudizar tu inteligencia y tu mente a cualquier edad. Si odias las matemáticas, encuentra otra cosa que te sea desafiante, desde los crucigramas a aprender nuevas recetas. Mantén tu mente fresca y sigue aprendiendo; si tienes suerte puede que sientas que ese algo que te quitaba el sueño, se aleja de tu vida.

9. Pon tus miedos de lado

fears

Aunque confrontar tu miedo a las arañas puede ser útil, también puede ser terrorífico. Miedos específicos como éste tienden a quedarse con nosotros, pero de todas formas estamos dando un gran paso en la dirección correcta si logramos eliminar miedos comunes como miedo al fracaso, miedo a hablar en público o miedo al rechazo. Desarrolla tu confianza y date cuenta como tu calidad de vida mejora.

10. No te apegues a sentimientos negativos

angustia

Todos hemos sentido traición, pena, angustia y resentimiento. Cómo tú actúas frente a estos sentimientos determinará cuánto te afectan. No puedes evitar ser lastimado por las acciones de otras personas, pero sólo tú puedes escoger cómo enfrentar el dolor. Deja ir esa pena por hechos ocurridos en el pasado. Es extremadamente probable que esa angustia te esté afectando más que cualquier persona.

11. Vive en el momento presente

presente

Sé feliz y agradecido con todo lo que tienes ahora. Un día puede que tengas más, y hace algún tiempo puede ser que tuvieras menos. Estás en la mitad de un viaje hacia un objetivo, pero debes saber que muchas otras personas han encontrado los momentos felices durante el desafío y no al llegar al éxito.

12. Desconéctate de la tecnología

desconetado

Ya sea una vez al día o una vez al mes, encuentra un tiempo sin tecnología a tu alrededor. En esta sociedad las redes sociales juegan un rol muy grande en el tiempo libre de la mayoría de las personas y a menudo puede causarte estrés, disminuyendo tu calidad de vida. Haz el esfuerzo de disfrutar tiempo solo sin revisar lo que pasa con el resto alrededor tuyo. Lee un libro, haz lo que quieras – sólo desconéctate e invierte tiempo en ti mismo.

13. Sé activamente amable con otros

kindness

Muchos de nosotros nos clasificaríamos como “amables” con otros, pero pensar que lo somos y realmente hacerlo, son cosas muy distintas. Cuestiónate cuándo fue la última vez que ayudaste a alguien sin obtener nada a cambio. ¿Fue recientemente? ¿Te sientes bien por eso?

Ayudar a otros nos hace sentir muy bien, y agrega propósito a tu día. Desde participar como voluntario a donar a ONGs, existen cientos de formas en que puedes mejorar tu calidad de vida ayudando a otros.

14. No te dejes pisotear

trashing

Aunque ser rudo u obstinado no ayudará a mejorar tu calidad de vida, apégate a tu punto de vista cuando tengas que hacerlo; en el trabajo, en la casa o con la familia. Mantén tu postura firme si crees que te están pasando a llevar o se están aprovechando de ti, porque sentirse así puede ser estresante y angustiante – y sólo permitirá a otros seguir aprovechándose de ti.

15. Haz un compromiso contigo mismo

own brand

Haz un compromiso de seguir encaminado para lograr todos los cambios que quieres hacer en tu vida. Prométete a ti mismo que lo harás y luego crea un plan que puedas seguir diariamente. Los pequeños cambios se pueden convertir en grandes cambios y prometerte esto es el comienzo de algo nuevo que de verdad puedes lograr.

Mucho éxito!

Autor: Amy Jonhson

Artículo original

Traducido por Cristian Estrada