Resumen: Escribir cada día puede impactar de forma importante otras áreas de nuestra comunicación. Desarrollar este hábito te permitirá articular mejor los mensajes y comunicarte mejor.
reloj homo eficiensLectura: 4 minutos, 51 segundos.

Muchos de nosotros fuimos introducidos a la escritura diaria desde el colegio; con todos esos informes y tareas que presentar, además de materia que escribir o incluso algunos comenzaron con un diario personal, en donde cada día anotaban lo ocurrido en sus vidas.

Aunque a algunos no les gustaba escribir diariamente; ni menos las tareas, resulta que adoptar este hábito puede ser muy provechoso y puede ayudarte a lograr cambios tremendos en tu vida.

Si no lo sabías, escribir diariamente provoca cambios importantes en la manera en que pensamos, hilamos ideas y nos comunicamos. A continuación se listan 8 cosas que sucederán si comienzas a escribir diariamente.

1. Buscarás oportunidades para escribir

escritor

Una vez que comiences a escribir cada día, muy pronto se convertirá en parte de lo que eres y lo que haces. Si algún día te sientes forzado a dejar de escribir por alguna razón, te sentirás privado y no dejarás que suceda de nuevo, o al menos no tan seguido.

Además, más pronto que tarde, te encontrarás analizando tu semana para encontrar esos espacios de tiempo para escribir. Dependiendo en cuán duro te “pique el bicho”, buscarás incluso oportunidades para escribir para otros; como planes de trabajo para empresas de amigos o artículos para ONGs.

Lo que sea que mantenga tu sed de escribir satisfecha, será justo.

2. Serás más organizado

agenda tiempo

A medida que reconozcas tu amor y necesidad por la escritura, te esforzarás más para incluirlo en tu día a día, de manera más organizada. Muchos escritores exitosos – según la definición de éxito que tu escojas – incluyen en su agenda el tiempo para escribir antes que el resto de actividades.

Hacer esto te ayudará a preservar las horas sagradas y minutos de creatividad, pero también te obligará a evaluar más profundamente el resto de tu itinerario.

¿Existe algo más que cortar en la agenda?

Para muchos, la respuesta es “si”, y tu deseo para encontrar más tiempo para escribir te forzará a ser más organizado y eficiente en otras áreas de tu vida.

3. Tu “bloqueo escritor” desaparecerá

bloqueo escritor

Cada escritor ha experimentado ese terrible sentimiento de sentarse a escribir y quedarse mirando el papel/pantalla en blanco mientras espera que las palabras aparezcan. Esta aflicción es lo que se conoce como “bloqueo escritor” y es el resultado del aletargamiento mental y del miedo o ansiedad de cuán bueno (o malo) tu escrito puede quedar.

Si no has escrito mucho, o si no has escrito últimamente, entonces es probable que tus palabras no fluyan desde tu mente de la forma que esperas.

Pero cuando adoptas un hábito diario de escribir y te fuerzas a ti mismo a sacar palabras sin importar cuán incómodas se vean al comienzo, toda esa telaraña sucia comienza a desaparecer rápido. No tomará mucho tiempo para que tus ideas fluyan todo el día y encuentres hasta fácil sacarlas de tu mente, a través de tus manos, al cuerpo del texto.

4. Tu vocabulario mejorará

comunicacion efec

Ocurre muchas veces que el mismo tema es tratado durante mucho tiempo o espacio en un texto, con lo que leer las mismas palabras resulta aburrido y hasta incómodo. Así que para que no pase esto, querrás mantener tu lenguaje fresco.

Cuando escribes cada día, los tesoros del vocabulario amplio se convierten en tus mejores amigos y muchos de esos sinónimos geniales se quedarán contigo en el futuro; para transformar tus creaciones textuales y conversaciones para siempre.

5. Hablarás con elocuencia

elocuencia

Gracias, en parte, a tu enriquecido vocabulario y a tu constante inmersión en el lenguaje – incluyendo la agotadora edición – tu conocimiento sobre la gramática correcta va a mejorar. Lo que es más incluso, tus esfuerzos para encontrar formas alternativas de decir cosas similares no decaerá cuando te toque cambiar entre una pantalla o papel y una persona real.

El resultado final será que vas a ser capaz de hablar con más confianza y podrás agregarle más color a tu discurso con palabras especialmente escogidas que provocarán un impacto positivo en tus conversaciones.

6. Leerás más

leer mucho

Muchos escritores ya son lectores voraces, pero una vez que tengas el hábito diario de escribir, buscarás leer más que nunca. Libros, artículos, blogs y diarios ofrecen todo tipo de contenidos para escritores; desde vocabulario ampliado hasta nuevas ideas para historias.

Incluso si no te das cuenta de que lo estás haciendo, la escritura diaria te dejará con un libro o Tablet en la mano gran parte del día.

7. Conocerás nuevas personas

greet

Una vez que comiences a escribir más seguido, naturalmente querrás aprender más acerca del arte. Gracias a la ubicuidad de internet, la información que necesitas está a un solo click de distancia. Pero cuando comiences a explorar la amplia gama de recursos disponibles en la web, descubrirás que no sólo se materializó para que pudieras leerla.

Ese cuerpo de conocimiento ha sido producido y curado durante más de 20 años por una comunidad de autores ambiciosos que recorrieron el camino desde novato a experto. Su experiencia colectiva está allí para su lectura, y te encontrarás eventualmente involucrado con varios grupos de redes sociales y listas de correo a medida que definas tus propios intereses de escritura.

Más allá de la web, muchas comunidades han establecido grupos locales de escritura, y es una buena apuesta ingresar a uno de estos grupos – o hasta comenzar uno, si es que no existe en el lugar donde vives.

Incluso si eres introvertido, escribir te ayudará a abrir la concha y salir al exterior.

8. Reconsiderarás tu carrera

pensar carrera

Si escribir aún NO es tu trabajo a tiempo completo, teclear en el computador o escribir a mano cada día puede resultar en que reconsideres tu camino profesional. Se estima que más del 80% de Estadounidenses quieren escribir un libro, pero sólo unos cuantos lo logran. Eso significa que ser autor es una ambición secreta para muchos de nosotros y escribir diariamente alimentará esos deseos como nada más puede hacerlo.

Incluso si no quieres dejar tu trabajo, es posible que el hábito de escribir a diario te capture mucho tiempo al frente del teclado. Así que si ya comenzaste a escribir a diario, ¡felicidades!

Artículo original
Autor: Adam Hughes
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.