Resumen: El estrés puede llegar sin ser invitado, pero decidir qué te estresa y qué no, depende de ti. Aprender a identificar lo que necesitamos ignorar es clave para mantener la buena salud.
reloj homo eficiensLectura: 4 minutos, 23 segundos.

La vida es lo suficientemente dura para dejar que otras cosas adicionales– especialmente cosas que otras personas dicen o hacen – te estresen incluso más.

Un poco de estrés en la vida es bueno, creo. A lo que me refiero es que, sin sentir un poco de estrés para funcionar, ¿crees que tendrías el mismo rendimiento en tu trabajo?

Sin un poco de estrés competitivo, quizás no intentarías ser mejor, o al menos hacerlo bien en una carrera.

Un poco de estrés cuando viene tu madre de visita de seguro que te saca del sofá para limpiar y ordenar un poco antes de que ella llegue.

Por otro lado, mucho estrés puede tener efectos negativos en la salud, incrementar la ansiedad y hacerte sentir mal contigo mismo. Mientras un poco de estrés es bueno, toma cada oportunidad que tengas para eliminar otras fuentes innecesarias de estrés.


Es bueno comenzar a ignorar cosas como las siguientes:

1. Ignora la negatividad ofensiva

corporal negativo

Venga de alguien más o de ti mismo, la negatividad ofensiva debería ser ignorada de cualquier forma. Las personas que siempre han tenido algo malo que decir pueden realmente deprimirte y estresarte. Recientemente comencé un mercado de granjeros en mi pequeño pueblo. Ha ido realmente bien, incluso cuando el tiempo no ha sido el ideal. El vivir cerca del océano significa a veces mucho viento, días con lluvia y días feos. Hay una mujer que vende en el mercado que siempre tiene alguna queja acerca del tiempo y dice que cree que yo debería hacer algo al respecto.

Como el nuevo en el pueblo, esto me molestó las primeras veces, pero luego comprendí que esta señora tenía una queja para cualquier día o cualquier cosa – no importaba qué fuera. Ahora simplemente sonrío, asiento con la cabeza y comienzo a caminar antes de que sus comentarios se vuelvan demasiado negativos como para hacer algo.

2. Ignora a las personas que intentan culparte

Así como esa mujer en el mercado de mi pueblo (escenario anterior), siempre existirán personas que te intentarán culpar por lo que sea – o que deriven los problemas hacia ti. Y si eres como yo, te gustará ayudar a esas personas. Quieres que vayan a ti cuando tengan problemas y quieres ayudarlos a resolverlos.

Pero, ¿te has dado cuenta que hay personas que tienen dramas en cada aspecto de su vida? ¿Y necesitan que tú te metas en medio de eso para resolverlo? No lo hagas. Esta energía negativa puede comenzar a permear tu vida y simplemente NO lo necesitas. Una vez que dejes que las vidas negativas de otros se traspasen a la tuya, te comenzarás a estresar – sobre cosas que no son TUS problemas! Algunas veces es mejor decir “No” o “Lo lamento, no te puedo ayudar con esto justo ahora”.

3. Ignora la opinión de otras personas

gossip

La opinión de otras personas sobre lo que haces y cómo lo haces puede traer mucho estrés a tu vida. Por mucho tiempo, evité moverme a Alaska y perseguir mis propios sueños por las opiniones de mi familia. Ellos pensaban que sería irresponsable y loco si llevaba a mis hijos tan lejos hacia el norte. Ahora sé que ellos simplemente temían por mí, pero por mucho tiempo dejé que eso controlara mi vida.

Ya sean buenas o malas las opiniones de otras personas, deberías ignorarlas y moverte hacia adelante.

4. Ignora la idea de “Perfecto”

perfect sphere

Muchas veces, muy seguido, queremos que las cosas sean “simplemente perfectas”. La casa, el patio, nuestro auto, nuestro trabajo – todo debería ser y actuar acorde a tu plan.

Deja que la noción de “perfección” se vaya y sentirás como el estrés que esto te produce se reduce inmensamente. Algunas veces “suficientemente bueno” es lo “suficientemente bueno”. Algunas veces, cuando el día es precioso, es más importante invertirlo con los seres queridos que preocuparse por esas hojas secas que debes limpiar del patio.

5. Ignora el deseo por las cosas

El deseo de tener más cosas puede crear más estrés del que realmente necesitamos.

Si, un nuevo auto sería genial, pero ¿por cuánto tiempo? Si eres lo suficientemente afortunado para tener un auto que funciona bien, entonces no te preocupes por tener otro. ¿Realmente necesitas esa TV led gigante o la última lavadora y secadora? El deseo por nuevas y mejores cosas puede crear estrés en la familia y amigos, que realmente no necesitas, especialmente si crees que eres el que se está quedando atrás.

Practicando la gratitud por todo lo que tenemos – y querer lo que ya tenemos puede reducir el estrés y convertir nuestras vidas en algo mucho más placentero.

6. Ignora lo “fácil”

La vida no es fácil. Nunca. De hecho, si alguna vez se vuelve demasiado fácil, probablemente aquello no merece tu atención.

Las cosas que nos satisfacen generalmente son difíciles de obtener. Intentar hacer las cosas fáciles puede ser estresante. Asumir que las cosas que son importantes requieren esfuerzo, realmente puede reducir la cantidad de estrés que sientes.

7. Ignora la mentalidad rígida, Cambia

Sé flexible. Cambia cuando sea necesario. Haz cambios. Adáptate. Cuando aceptes que las cosas tienen que cambiar, puede que el estrés que sientes se reduzca.

Fluye y encontrarás que la vida, el trabajo y las relaciones son mucho menos estresantes.

Autor: Michelle Kennedy Hogan
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.