Resumen: Cuando pasamos por momentos de incertidumbre en nuestra vida, es fundamental tomarnos el tiempo necesario para reflexionar y cuestionarnos sobre el camino que debemos seguir.
reloj homo eficiensLectura: 9 minutos, 33 segundos.

No me interesa saber que haces para ganar dinero. Quiero saber lo que te duele, y si es que te atreves a soñar el encuentro de lo que busca tu corazón. No me interesa qué edad tienes. Quiero saber si es que te arriesgarías a parecer un tonto por amor, por tu sueño, por la aventura de estar vivo”. – Oriah Mountain Dreamer.

Han existido muchos momentos en mi vida en donde me he quedado pegado sin saber que hacer a continuación. He agonizado sobre lo que debería o no debería hacer y si es que estaba tomando las decisiones correctas.

Este estado de no saber que hacer después de una fase importante en nuestras vidas se aplica para todos, en cualquier edad y diferentes fases de nuestra vida. Ya sea que estemos entrando en la Universidad, graduándonos, escogiendo nuestra carrera profesional, recuperándonos de un amor no correspondido o entrando en retiro, todos tenemos un punto en nuestras vidas en el cual no sabemos que hacer a continuación.

Las respuestas o soluciones que buscamos varían acorde al lugar que estemos en nuestra vida. Un joven graduado se concentrará en responder esta pregunta en relación a su futuro y a escoger la carrera correcta. Una persona entrando en retiro hará la pregunta para encontrar una respuesta que signifique hacer algo que le de valor a su vida y una madre joven recientemente divorciada se estará preguntando qué hacer para sobrevivir otro día.

Personalmente, he descubierto que estos 5 pasos podrán ayudarte a darte cuenta que debes hacer a continuación en tu vida.

1. Sal a correr y despeja tu mente

corriendo descalzo

“No saber qué es lo que quieres es mucho mejor que saber lo que quieres pero estar impedido de conseguirlo, porque al menos tienes esperanza” – Anónimo.

En un momento de mi vida; que era muy desafiante y emocional, todo lo que podía hacer era pensar en lo que tenía que hacer al día siguiente. No existían los pensamientos sobre qué hacer en el futuro o sobre cómo quería mi vida. Era sólo sobre saber cómo sobrevivir día a día.

Si estás en esta situación, no entres en pánico, solo enfócate en lo que necesitas hacer en el día. Para mí, durante este tiempo difícil, el ejercicio fue la solución que me ayudó a llegar bien al final del día. Cada mañana mi alarma sonaba a las 6:00 am. Tenía mi ropa lista a los pies de mi cama, me vestía, salía de mi casa y comenzaba a correr por 45 minutos. Volvía a casa, me daba una ducha y me tomaba el batido de proteínas para luego esperar que mis hijos despertaran, entonces comenzaba mi día.

Por mucho tiempo fue difícil salir de la cama y luego salir a correr porque todo lo que quería era esconderme. Luego de un par de meses (si, tomo mucho tiempo) comencé a darme cuenta que cuando corría, al comienzo me sentía mal pero al llegar al final de la calle comenzaba a sentirme mejor y las nauseas desaparecían. Al pasar el tiempo, me di cuenta que esto me estaba ayudando a sentirme mejor, con más energía y empecé a dormir mejor.

Hace poco estuve conversando con un curandero sobre cómo sobreviví los desafíos de mi vida y me dijo que el ejercicio es una de las mejores formas de disipar el dolor emocional que sentimos y mantenemos en nuestro cuerpo. Ella dijo que era afortunado de haber encontrado una solución que funcionara bien para mí, que lograra mejorar mi malestar emocional, para que pudiera dar el siguiente paso de entender qué es lo que quería hacer a continuación con mi vida.

Me tomó 12 meses alcanzar el punto en el cual estuve listo para mirar mi futuro. Fue entonces cuando mi siguiente fase comenzó y ahora estoy contento de poder compartir cómo descubrí lo que quería hacer con mi vida.

2. Toma acción para despertar a tu mente consciente

mente consciente

“Nadie va a hacer tu vida por ti. Tienes que hacerla tu mismo, ya seas rico o pobre, sin dinero o consiguiéndolo, el beneficiario de una fortuna ridícula o terrible injusticia. Y tienes que hacerlo sin importar lo que sea verdadero de lo anterior. Sin importar cuán difícil sea. Sin importar que  sea injusto, sea triste o sea apestoso para ti. Tenerse pena es un camino sin salida. Puedes tomar le decisión de manejar a través de todo eso. Depende de ti si quieres quedarte estacionado antes de la esquina o seguir conduciendo” – Cheryl Stryed

La vida no es predecible y las soluciones que buscamos para responder las preguntas de nuestra vida no siempre vienen en paquetes bonitos. No existen reglas para seguir y tenemos que trabajar duro para definir nuestro camino en la vida. Despertar nuestras mentes conscientes para aceptar nuestra realidad, adoptar el cambio y lo impredecible de la vida, es un paso hacia encontrar lo que necesitamos hacer a continuación en nuestra vida.

En mi caso, tuve que lidiar con mis creencias; que eran parte importante de mi mente consciente y parte de los bloques de mi camino para moverme. No podía ver un futuro para mí y no sabía quien era o lo que quería, por lo que tomar una decisión sobre qué hacer con mi vida resultaba imposible. Esta era la parte más difícil para mí; descubrir qué era lo que quería, qué amaba hacer y cómo ser yo mismo o incluso creer en mí,

Recuerdo leer en algún lado que si tenemos que tomar decisiones o elecciones importantes en nuestra vida, podemos volvernos abrumados entonces escogemos hacer nada – es simplemente muy difícil. Nos paralizamos en vez de ser liberados por el poder de la elección. Porque no sabía lo que quería, no podía tomar una decisión acerca de la dirección que quería tomar en mi vida, así que por mucho tiempo hice nada más que divagar.

Eventualmente me encontraba muy insatisfecho con la dirección que mi vida estaba tomando. Sabía que tenía que tomar acción y rápido, porque tenía muy poca fe en mi mismo, mi confianza era baja y mi visión para mi futuro era borroso. Estaba confundido, en conflicto y sin esperanza.

Mi mente consciente estaba buscando soluciones que fueran prácticas y seguras, sin embargo mi corazón quería seguir mis sueños. Es difícil seguir tu corazón, derribar los límites de tus propias creencias y encontrar tu poder. Sin embargo puedes hacerlo y todo se simplifica en tomar acción para el cambio. Pequeños pasos por vez crean el “momentum” para el cambio.

3. Adopta el poder de dar pequeños pasos en un desafío de 30 días

chalenge acceoted

El primer paso que tomé para reprogramar mi mente consciente fue desafiarme por 30 días. Escribí 3 metas que quería lograr en un mes que hería cambiar mi vida para mejor de lo que estaba antes. Los 3 objetivos fueron: Perder 2 Kg, inscribirme y comenzar a entrenar para una maratón en 6 meses e invertir una semana para mí, escribiendo mi visión de la vida.

Los primeros 2 fueron fáciles de lograr, sin embargo la tercera me tomó mucho más tiempo de realizar pero llegue a ello finalmente.

Este desafío de 30 días me dio el momentum para comenzar mi viaje a encontrar lo que de verdad quería hacer con mi vida. Lograr estas 3 metas me dio la confianza y la creencia para seguir la marcha porque sabía que si no lo hacía, debía aceptar una vida intranquila, infeliz, triste y sin esperanza. No había forma de que eso sucediera.

4. Busca la sabiduría y conocimiento de otros que pasaron por lo mismo antes

reading

“Mientras mayor sea el conocimiento de una persona sobre lo que ha hecho, mayor será su poder para saber qué hacer.” – Benjamin Disraeli.

Me gusta leer las historias de otras personas acerca de cómo vivieron sus vidas, sus filosofías de vida y cómo lograron superar los desafíos de la vida. Me he encontrado con que sus historias me inspiran y motivan especialmente cuando estoy inseguro de lo que hacer a continuación con mi vida. Estas historias me han ayudado a construir mi conocimiento base para poder resolver la confusión en mi mente y en mi corazón, sobre qué hacer luego. He leído muchos libros, sin embargo para mí, los 2 más inspiradores que he leído me han ayudado a ganar claridad y motivo en mi vida son “Una larga caminata hacia la libertad” de Nelson Mandela y “Al carajo, vamos a hacerlo – Lecciones de vida” de Richard Branson. Estos 2 libros son muy diferentes, pero las lecciones de vida que Nelson Mandela y Richard Branson comparten, son invaluables.

5. Haz lo que sea para CONOCERTE

pies en el agua

“En cualquier momento de decisión, la mejor cosa que puedes hacer es lo correcto, la siguiente mejor cosa es lo equivocado, y lo peor que puedes hacer es nada” – Theodore Roosevelt.

Descubre quién eres, cuáles son tus pasiones y qué quieres hacer con tu vida. Esta estrategia está muy alineada con la estrategia 2, en la que debes saber quién eres para Despertar tu mente Consciente.

Para seguir adelante tienes que dejar el pasado y aceptar el cambio. Con el cambio viene la reinvención y si no sabes aún quién eres y qué es lo que quieres, se te hará mucho más difícil avanzar en tu vida.

Tener una visión de vida, saber tu propósito y cómo quieres vivir tu vida son las fundaciones para construir confianza, resiliencia, coraje y responsabilidad. Vendrán tiempos en tu vida en donde no sabrás que hacer a continuación o tomarás decisiones equivocadas y eso está bien. Con un propósito y visión cuando estas cosas ocurran no te sentirás paralizado por el miedo de no saber qué hacer, lo tomarás como una oportunidad para experimentar la vida. Si no funciona, aún está bien porque estarás empoderado para

Mi primer paso hacia conocer lo que quería en la vida fue comprometerme al desafío de 30 días – definiendo y cumpliendo 3 metas en 1 mes. Una vez terminado eso, comencé a organizar mi mundo y a investigar las formas en las que podría llegar a conocerme como persona, a conocer mi propósito, mis pasiones y cómo quería vivir mi vida. Tomó algo de tiempo (2 a 3 años) pero llegué ahí. He leído libros, he buscado en la web, he conversado con personas y he atendido talleres de desarrollo personal hasta que encontré un programa que pensé que era correcto para mí. No tenía mi plan de vida perfectamente resuelto, pero cuando el siguiente desafío en mi vida se presentó ante mí, ya estaba mucho más preparado, informado y resiliente con el desafío. Aún duele y fue un proceso muy emocional pero luego de todo, sabía qué es lo que debía hacer para continuar con mi vida.

Si no sabes qué hacer a continuación en tu vida considera estas estrategias que te acabo de mencionar. Es un viaje duro pero con muchas recompensas, en el que descubrirás tu propósito de vida y tu pasión. ¡Sabrás lo que necesitas hacer en tu vida y las acciones  que debes tomar para llegar ahí!

“Mira atrás en tu vida y pregunta: ¿Hasta ahora, qué es lo que realmente has amado, que ha levantado tu espíritu, que fue lo que lo dominó y al mismo tiempo te hizo feliz? Alinea estos objetos de reverencia ante ti y mira cómo ahora forman una escalera en la cual estás subiendo para escalar hacia tu propio yo” – Friedrich Nietzche.

Autor: Kathryn Sandford
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.