Resumen: Las impresiones que provocamos en las personas, van dadas por los pequeños gestos. Comprender sobre los detalles que más se valoran en las relaciones humanas es fundamental para aprender a desarrollarlas.
reloj lectura yelLectura: 6 minutos, 56 segundos.

Uno de los errores más grandes que una persona comete cuando intenta impresionar a alguien es que el resto sólo estará atenta a las “grandes cosas” que hagan. Pero en realidad las cosas pequeñas son las que importan más. Son las pequeñas cosas que hacemos o no hacemos cada día las que moldean quienes somos. Las pequeñas cosas determinan cómo reaccionamos ante las “grandes cosas” en nuestra vida.

Y lo mejor es que sus efectos son duraderos. Otras personas recordarán los pequeños gestos que tuviste con ellos y eso puede hacer la diferencia que buscas.

  1. Vestir bien

Tu apariencia es lo primero que la gente ve. Ellos miran tu ropa, pelo, zapatos, etc. Y luego se hacen juicios mentales antes de conocerte (Esto pasa muy seguido). Si quieres impresionar a primera vista, viste para la ocasión. Tomate el tiempo necesario para esto. (A veces importa mucho)

  1. Ser puntual

Si estás atrasado para algo, estás dándole la oportunidad a alguien para que te juzgue sin si quiera estar ahí. Si dices que vas a estar en algún lado a una hora concreta, entonces llega a esa hora. Esperar a alguien que ya debiese estar ahí es frustrante e irritante.

  1. No romper tus promesas

Existen muchas personas ahí afuera haciendo promesas que no pueden mantener. Ellos prometen porque hacen sentir bien a la otra persona en ese momento. El problema viene en el camino, cuando no eres capaz de mantener esa promesa. Luego de eso viene la frustración, falta de confianza e incluso rabia. Si no puedes mantener una promesa, no la hagas. Y si haces una promesa, haz todo lo posible dentro de tus capacidades para mantenerla.

  1. Respetar a otros

Esto incluye a los ancianos, a los menores, a los colegas de trabajo, miembros de familia, etc. Aunque puede ser difícil si te encuentras con una persona con opiniones muy distintas a las tuyas o actúa de una forma que no te gusta, aún se puede mantener la compostura. Si buscas atributos que respetar en una persona, los encontrarás.

  1. Involucrarse

meditate

Si apoyas lo “verde”, entonces incorpora lo “verde” en tu vida. Si apoyas a tu gobierno local, entonces busca alguna forma de participar. Se parte de algo que te importe.

  1. Decir “Por favor” y “Gracias” frecuentemente

Son palabras pequeñas, pero siempre son necesarias. Expresar gratitud a la gente, incluso por el más pequeño gesto de amabilidad, demuestra que eres capaz de ver la bondad en las personas; demuestra que prestas atención a las cosas que las personas alrededor de ti están diciendo o haciendo.

  1. Sonreír a menudo

smiling

Las sonrisas son contagiosas. Si un extraño pasa al lado tuyo y sonríe, es una respuesta natural sonreír de vuelta. Ver a alguien sonreír es un recordatorio de que existen cosas por las que otros están agradecidos y que la vida es divertida y emocionante.

  1. No estar constantemente usando el teléfono

Cuando estás con alguien, comparte con ellos. Los teléfonos hoy son una pieza increíble de tecnología, pero también son una distracción. Usa tu teléfono cuando sea apropiado hacerlo. No lo necesitas a cada segundo en tu día.

  1. Ser fiel a tu compañer@

Escuchamos muy seguido historias de divorcios e infidelidad. Está en todos lados. Al ser honesto y verdadero con tu compañer@, demuestras dónde están tus prioridades y que entiendes lo que significa estar en una relación saludable.

  1. Apoyar a tus hijos

madre e hijo

Tomate un tiempo para involucrarte en la vida de tus hijos. Descubre sus intereses. Asiste a sus juegos, recitales, competencias, etc. Escucha cuando te hablan. Demuéstrales que eres el tipo de padre/madre al que pueden acudir cuando tengan preguntas.

  1. Tener buena higiene personal

“Llevar pastillas de menta cuando sales. Usar desodorante. Lavar tus dientes. Usar ropa limpia.”

Esto debería ser parte del sentido común de cada persona, pero la verdad es que para algunas resulta difícil. Hablar con alguien con mal aliento es asqueroso. Distrae. Todo lo que puedes pensar es en darles una pastilla para el mal aliento. Ocúpate de tu higiene personal y la gente se podrá concentrar mejor en lo que dices o haces en vez de distraerse con cómo hueles.

  1. Hablar claro y hacer contacto visual

Deja que la persona que tienes al frente sepa que te interesa lo que dice y que te importa lo que están discutiendo. No murmures o mires para otro lado, mantén tu concentración en ellos.

  1. No masticar chicle

Esto puede variar según la situación en la que te encuentres. Si estás en familia o con amigos, el chicle está bien. Pero en una situación profesional, el chicle distrae.

  1. Usar el buen humor

Esto puede mejorar el ánimo y elevar de estado a las personas que se encuentran tensas. Sólo asegúrate de usar esto en el momento correcto.

  1. Saludar a la gente de mano o con un abrazo

Primero ten clara la situación en la que te encuentras. Probablemente no querrás abrazar en una entrevista a un jefe potencial, pero si le ofrecerás un apretón de mano. Con amigos más cercanos y miembros de familia, los abrazos demuestran un nivel de intimidad. Un abrazo es una demostración física de cuánto amor y aprecio sientes por ellos.

  1. Ser verdadero contigo mismo

Ten claro lo que quieres en la vida y haz todo lo posible por alcanzarlo.

  1. Escuchar a otros

escuchar

Cuando alguien esté hablándote, escucha lo que esa persona quiere decir. No pienses en una respuesta mientras aún está hablando.

  1. Ser amable con otros

Abrir la puerta para alguien, recoger lo que a otra persona se le cayó, agradecer a alguien que hizo algo por un grupo de personas, entre otros gestos, son siempre agradecidos.

  1. Ser organizado

Tener una agenda donde revisar lo que sucede en tu vida, saber donde está todo en tu casa, en tu trabajo, en tu auto, etc., demuestra que manejas bien lo que tienes.

  1. Dar cumplidos a las personas

Busca las cosas buenas en las personas que te rodean y tómate el tiempo para hacerles saber que te diste cuenta. Los cumplidos respecto a su vestimenta, su trabajo, su actitud o cualquier cosa en la que puedas pensar, siempre son bien recibidos.

  1. Compartir el conocimiento con otros

teaching

Cuando tienes un talento o habilidad especial, compártela. Enséñale a otros lo que sabes y has aprendido.

  1. Ser positivo y concentrarse en lo bueno

Esto puede ser difícil algunas veces, pero es posible. Mira la solución en vez del problema. Mantenerse positivo es algo que nunca pasa desapercibido.

  1. Ayudar a otros

Ayuda cada vez que puedas. En la mayoría de los casos, es probable que la oportunidad para ayudar no se presente en el tiempo correcto, pero sacrificar tu tiempo para ayudar a alguien dice mucho de ti.

  1. Mantener un auto limpio

Lava, limpia y ordena tu auto de vez en cuando. No dejes que la basura se apile. Nunca sabes cuándo tendrás que llevar a alguien en tu auto y esa persona seguro que lo agradecerá.

  1. Preocuparse de las personas

No construyas una pared para “proteger” tus sentimientos. Déjate sentir, déjate preocupar por otras personas.

  1. No tomar las cosas de manera personal

Se dirán cosas y las personas harán cosas, conscientemente o accidentalmente, que pueden herirte. Sólo tú decides si te ofendes o lo dejas pasar.

  1. Ser dueño de tus errores

Cuando cometes un error, admítelo, date cuenta que tu lo hiciste, haz lo que puedas para arreglarlo y sigue avanzando.

  1. Tomar ventaja de las experiencias de la vida

Si tienes la oportunidad de ir a algún lugar nuevo, aprender un nuevo talento o probar algo nuevo, hazlo! Disfruta la vida.

  1. Saber qué es lo que sucede en el mundo

Mantente informado de las noticias recientes, ambas locales y globales. Mantente al día, eso demuestra que eres una persona culta.

  1. Viajar

viaja solo

El mundo es un gran lugar. Tómate un tiempo para salir y conocer a nuevas personas, aprender nuevas culturas y construir recuerdos. Esto te dejará con lecciones de vida inolvidables y el resto se dará cuenta de eso, aunque no sepa que has viajado tanto.

Autor: Kathryn Mott
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.