Resumen: Dar pequeños pasos cada día, es la mejor forma de aumentar tu productividad. No te engañes con cambios drásticos repentinos, enfócate en cambios paulatinos que se queden contigo y se transformen en hábitos.
reloj homo eficiensLectura: 7 minutos, 46 segundos.

Las micro acciones son una forma poderosa forma de mejorar la productividad poco a poco. Una micro acción es un pequeño paso. Es una acción que puedes completar desde principio a fin en 7 minutos o menos, por ejemplo:

• Saltar de la cama emocionado, como lo haría un perro
• Hacer una llamada a tu mejor cliente para invitarlo a almorzar
• Poner un recordatorio en tu celular para esa reunión, así no llegarás tarde
• Escribir una nota de agradecimiento
• Limpiar un cajón de tu oficina
• Botar rastros de talleres de los que participaste hace 5 años
• Escoger un libro de productividad que te gustaría leer
• Reservar una sala para la conferencia de tu equipo de la próxima semana
• Escribe tus pensamientos para los 3 objetivos que tienes de la última reunión
• Camina alrededor de la cuadra. Camina algunas escaleras. Estírate.
• Bebe una copa de agua o ríete fuerte (las personas alegres son más productivas)

Si decides tomar pequeños pasos cada día, estas micro acciones comenzarán a ser los ingredientes de la fórmula para mejorar tu productividad exponencialmente. Entender el poder de las micro acciones y conscientemente definir cuáles usarás y cuáles borrarás de tu vida son las claves para mejorar tu propia gestión del tiempo y tu productividad.

Piensa en esto de la siguiente forma: cada acción que tomas durante el día es en realidad una micro acción. Desde levantarte de la cama, cepillarte los dientes a vestirte para el trabajo. ¡Cada simple acción es una micro acción!
Las micro acciones son increíblemente poderosas porque son fáciles de hacer. Ellas pueden ayudarte a salir del “atasco”. Cuando comienzas a trabajar en un nuevo proyecto pregúntate, “¿Qué micro acción debería tomar justo ahora que me ayudará a terminar esta tarea/actividad/proyecto/meta?”

El objetivo de este artículo es ayudarte a entender cuánto tiempo se pierde en los pequeños momentos de la vida. Hay mucha prisa y espera. Por ejemplo, si tienes que visitar 5 lugares en un día, y en el camino entre ellos siempre tienes que esperar algo, existen 5 oportunidades para ejecutar micro acciones.

Al final del día, algunas veces, pareciera ser que hay muchas tareas que completar y nunca tienes el tiempo.
La lista de aquí debajo está categorizada de manera que puedas hacer uso de esos pequeños tiempos en tu agenda y mejorar tu productividad comenzando hoy!


La noche antes del trabajo

1. Llaves.

Siempre deja las llaves en el mismo lugar.

2. Organización del Closet.

Terri Fulton, Organizador Profesional Certificado, motiva a sus clientes mujeres a dejar toda su ropa en el closet, basado en color y largo de manga. Si una mujer tiene 5 distintas blusas negras, tomará muy poco esfuerzo buscar en la sección de color negro y luego buscar por largo de manga, con esto se ahorran mucho tiempo.

3. Ropa.

Decide que usarás la noche anterior. Deja todo en su lugar para ponértelo rápidamente al día siguiente. Esto incluye calcetas, zapatos, corbatas, joyería y cualquier otro accesorio que vas a necesitar. (¿Cuánto tiempo has gastado en encontrar justo esa corbata que necesitas para esa reunión que comienza en menos de una hora?)

Estar listo en la mañana

4. Agua.

Uno de los hábitos que incremente increíblemente la productividad es beber más agua. Ya sabes que deberías beber unos 8 vasos de agua por día. Hacer esto al despertar provoca cambios increíbles.

5. Caminar.

Hacer este ejercicio 10 minutos en la mañana activa el metabolismo de tu cuerpo y te energiza.

6. Revisar.

Antes de dejar la casa toma un vistazo atu calendario y tus tareas por hacer. ¿Cuántas veces te pasó que estabas a mitad de camino a la oficina y te diste cuenta que se te quedó algo?

Llegando a la oficina

7. Deja tu casa 7 minutos antes de lo que deberías.

Mi hermano me enseñó que llegar a tiempo significa que estás llegando tarde. Considerar unos minutos extra para el viaje puede aliviar el estrés que genera quedar pegado en un taco, o tener que tomar una vía alternativa debido a un accidente.

8. Llega a tiempo.

Considerar el impacto de llegar a tiempo y listo para trabajar a las 8:00 cada mañana, en vez de llegar corriendo a las 8:15 y aún tener que preparar un café, abrir tu correo y saludar a tus colegas, para estar listo para trabajar a las 8:30, significa que estás desperdiciando al menos 10 horas de trabajo productivo en el mes, o 560 horas al año.

Durante el día de trabajo

9. La limpieza de 10 minutos.

John Arnold, Chief Inspiration Officer del libro “7 Minute Life”, comparte lo que él llama “La limpieza de 10 minutos”. Toma 10 minutos cada mañana para limpiar tu escritorio y 10 minutos en la tarde para limpiarlo nuevamente, siempre es tranquilizante que tu lugar de trabajo se encuentre ordenado.

10. Insumos de oficina.

Ten todo lo que necesitas en la oficina cerca y accesible. Aunque no soy un organizador personal, tengo muchos amigos que si lo son y uno de los mejores consejos que me han dado es que tenga todo lo que siempre uso en la oficina, cerca de mí. Por ejemplo, antes siempre tenía que buscar la regla, las tijeras, los papeles y otras cosas en lugares distintos cuando tenía que usarlas, al final me di cuenta de que gastaba unos 10 minutos en eso al día.

11. Todo debería tener un lugar.

Cada simple implemento de trabajo o insumo debería tener su lugar, ya sea uso frecuente o uso ocasional, que todo se encuentre en el mismo lugar siempre significa que utilizarás menos tiempo encontrando aquello que necesitas.

12. Prioriza cada tarea.

Una vez que sepas el resultado de un proyecto, crea una lista de pasos a seguir que te permitan completar esa tarea. Luego prioriza cada paso en un orden que funcione de la manera más eficiente posible; con el menor derroche de tiempo y esfuerzos.

13. Registra todas tus notas y tareas pendientes en un solo lugar.

A medida que avanzas en tus habilidades organizaciones y productivas, querrás mantener un solo lugar para tus metas, acciones, tareas pendientes y pasos que debes dar. Para los amantes de la tecnología, hay varias aplicaciones disponibles para smartphones que son útiles en este aspecto.

14. Comienza y termina una tarea por vez.

Muchas personas comienzan un proyecto o tarea y lo desarrollan hasta un 98% de estar completo, sólo para detenerse en ese 2% restante. Haz que sea un hábito comenzar una tarea y terminarla, una por vez.

15. Crea procesos y sistema repetibles.

Tomate el tiempo para detenerte y pensar en las rutinas que tú y tu equipo hacen día tras día. Escoge crear procesos y sistemas para encausar y darle curso a esas actividades para que sean ejecutadas más rápido y mejor.

16. Usa listas de tareas.

A medida que creas tus procesos y sistemas, crea listas de tareas para cada vez. Una lista provee consistencia y sirve como protocolo para ti y tu equipo. También sirve de oportunidad para destacar lo que ha sido completado y será mucho más simple identificar lo que hace falta.

17. Reuniones de equipo.

Llega 7 minutos antes de tu siguiente reunión de equipo y usa ese tiempo para escribir una nota de agradecimiento a quien quieras de esas personas.

18. Simplemente di No.

No tengas miedo de decir no amablemente. La productividad generalmente tiene que ver generalmente con decidir “si” o “no”. Si te piden participar en una actividad que no se alinea con lo que quieres conseguir, respetuosamente puedes decir “No, gracias”.

19. Deshazte de las distracciones.

La verdadera productividad ocurre cuando eres capaz de concentrarte completamente con toda tu energía física y mental en una tarea a la vez para completarla. Para mejorar la productividad, quizás sea necesario deshacerte de las distracciones en tu día.

20. Estírate.

El cerebro humano tiene un límite físico. Asegúrate de considerar tiempo en el día para estirarte, caminar y mantenerte hidratado.

21. Usa un temporizador.

Un temporizador puede ayudarte a mejorar y monitorear tus habilidades productivas actuales. Define el temporizador para 30 minutos y concéntrate en terminar una tarea durante ese tiempo. Trabaja hasta que el temporizador suene y te asombrarás de cuánto puedes lograr cuando no estás mirando tu reloj cada 5 minutos.

22. Trabaja con fechas límite concretas.

¿No te asombra cuando trabajo puedes lograr en ese tiempo antes de irte de vacaciones? Conocer cuáles son tus fechas límite tiene una influencia positiva en el volumen de trabajo logrado.

El fin de tu día de trabajo

23. Limpia tu auto.

Es sorprendente cuánta mugre y basura se puede juntar en un auto! Tómate un par de minutos cada día para limpiar y sacar la basura de tu auto.

24. Crea un plan de acción escrito.

Tomate 7 minutos para pensar qué te gustaría completar al día siguiente y escríbelo en un plan de acción diario. Tener esto escrito es considerado como una de las mejores formas de administrar el tiempo y como la mejor forma de aumentar la productividad que puede aplicar una persona a su vida.

25. Relájate.

Incluso 7 minutos de relajación sin distracciones o interrupciones pueden hacer tu día más productivo.

26. Se feliz.

No hay muchos artículos que hablen del poder de la felicidad y la risa. Las personas alegres, son simplemente más productivas.

27. Anda a la cama.

Toma menos de 7 minutos decidir cuándo te vas a ir a dormir y cuándo te vas a despertar. Con un buen descanso de noche, tendrás un incremento en la productividad.

Autor: Allyson Lewis
Artículo original
Traducido y editado por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.