Resumen: Aquellos que son capaces de extraer lo mejor de cada situación para quedarse con lo bueno sobre el resto, tienen mucho de lo que podemos aprender. La satisfacción depende de nuestra actitud con la vida y lo que nos sucede en ella.
reloj lectura yel Lectura: 5 minutos, 26 segundos.

Algunas personas parecen flotar por la vida con un interminable sentido de felicidad – incluso a través de los tiempos duros, se mantienen tranquilos e indiferentes, deteniéndose a oler rosas y a beber los vasos que están llenos hasta la mitad (o mitad vacíos). No tienen mucho de lo que estar contentos, pero la simpleza detrás de eso es lo que los hace feliz. Todo se trata de la perspectiva, esfuerzo consciente y atención personal.

A continuación se listan varias razones por las cuales algunas personas están siempre contentas.

  1. Manejan sus expectativas

No se enojan cuando no obtienen lo que quieren – o se engañan esperando obtener lo máximo de cada cosa. Ellos se aproximan a cada situación de forma pragmática, esperando el “si” pero preparados para lo peor.

  1. No fijan estándares poco realistas

Ellos no viven su vida en una constante búsqueda por una visión imposible de perfección, sólo para encontrarse quedando lejos o bajo el nivel que desean. Sino que definen metas y situaciones que son realistas según su contexto.

“No le pidas peras al olmo”.

  1. No dan las cosas por hecho

pide ayuda

La felicidad descansa junto al sentido de satisfacción – aquellos que no logran detenerse para apreciar lo que tienen de vez en cuando, es probable que nunca experimenten satisfacción real.

Si es necesario, compara tu vida con la de alguien más y reflexiona sobre lo afortunado que en realidad eres.

  1. No son materialistas

Existen discusiones sobre si realmente o no el dinero puede comprar la felicidad; si es que puede entonces sabemos por experiencia que nunca podremos alcanzar la satisfacción porque siempre existirá algo nuevo o mejor que vamos a querer. ¿Quién ha tenido suficiente dinero para eso?

  1. No se dejan estar

Ellos no se preocupan por cosas pequeñas o pierden tiempo preocupándose sobre cosas poco importantes al final del día. En general, no dejan que los pensamientos negativos drenen su energía o se lleven su atención.

La vida es muy corta para preocuparse.

  1. Son independientes

Se preocupan por ellos mismos y entienden que deben poner sus necesidades primero para acomodar las necesidades de otros. Ellos hacen las cosas posibles, apuntan a lo que quieren, se hacen tiempo para ellos mismos y son extremadamente autosuficientes.

  1. Disfrutan de las pequeñas cosas

smell flow

Se detienen a oler las flores en primavera. Están acostumbrados a encontrar tranquilidad cuando está disponible, para luego darle la bienvenida a la diversión o a una discusión interesante con un extraño que se cruzó en el camino. En general, no pasan por alto los pequeños detalles en la vida que pueden ser importantes.

  1. Se pueden adaptar

No tienen miedo del cambio y trabajan para lograr lo mejor de cada circunstancia; buena o mala. Ellos progresan bajo presión, no son arrollados fácilmente y están acostumbrados a cambiar el ritmo.

  1. Experimentan

experiment

Ellos prueban cosas nuevas, experimentan nuevos sabores y nunca se apocan ante situaciones que no han vivido. En un restaurant, es probable que no pidan lo mismo dos veces.

  1. Se toman su tiempo

No necesariamente se apresuran por la vida. Ellos trabajan acorde a su propia agenda al extremo que les resulta fácil avanzar en lo que importa a su propio ritmo.

  1. Usan diferentes perspectivas

POV

Usualmente no se quedan pegados en un solo punto de vista; una pérdida puede resultar en una nueva oportunidad. Tocar fondo significa para ellos que desde ese punto, sólo se puede ir hacia arriba.

  1. Buscan aprender

Su constante búsqueda de conocimiento los mantiene inspirados e interesados en la vida. Ellos estiman la información y están en una cruzada de aprender todo lo que puedan mientras viven.

  1. Siempre tienen un plan

Ellos no se encuentran a sí mismos flotando sin rumbo. Cuando algo no va como lo han planeado, tienen un plan con cada letra del abecedario para apoyarse.

  1. Respetan para ser respetados

Ellos son respetuosos y en retorno, son considerados como respetables; el respeto por el resto que exudan es el motivo del respeto que se ganan del resto.

  1. Consideran cada oportunidad

Ellos siempre tienen sus ojos abiertos para ver los caminos del viaje y así poder encontrar esa avenida que vale el esfuerzo explorar.

Saben cómo reconocer los momentos oportunos y saltar sobre ellos para lograr lo mejor de cada circunstancia. El éxito es inevitable para ellos.

  1. Siempre buscan mejorar

training run

El desarrollo personal perpetuo es clave para mantener su sed de éxito. Lo que sea que hagan, los enorgullece y buscan ser cada vez mejor; desde interacciones sociales a tareas comunes. Su persecución por ser su mejor versión de si mismos se materializa cada día que pasa.

  1. No se toman la vida muy en serio

No son de los que se enojan fácilmente, sobre analizan o complican los problemas. En vez de eso, se ríen de sus propios errores y desgracias.

  1. Viven en el momento

Ellos no viven para mañana o se quedan pensando en lo que pasó ayer. Cada día es una nueva oportunidad, un nuevo capítulo. Ellos viven en el ahora, y al hacerlo así, obtienen lo que más pueden de cada momento.

  1. Dicen “Si”

Mucho más de lo que dicen “No”. Ellos no necesitan ser fastidiados para salir; porque no le temen a las nuevas oportunidades o a una oportunidad que parezca arriesgada.

  1. Son introspectivos

mindful

Por sobre todo lo anterior, están en completo conocimiento de ellos mismos. Ellos meditan y están conscientes de sus estados mentales. Si algo les molesta, saben cómo arreglarlo y lo hacen.

Todos somos susceptibles a sentirnos decaídos de vez en cuando, pero al mismo tiempo, estamos equipados con las herramientas necesarias para descubrir las soluciones.

La falta de confianza, la incapacidad de sentirse satisfecho y la sensibilidad al estrés, son todos asuntos que pueden ser controlados a través de la forma en que llevamos nuestra vida y en la forma en que percibimos nuestro entorno y contexto.

La principal filosofía de vida usada por las personas más felices es la idea de que la vida es simplemente muy corta: Muy corta para dejar que algo te deprima, muy corta para darlo todo por hecho, muy corta para perseguir algo poco realista, etc.

Para algunos, emplear este tipo de pensamiento es algo inconsciente. Pero para otros, no lo es, por lo tanto llegar a este tipo de pensamiento requiere esfuerzo y constancia.

 

¿Te sentiste identificado con algunas características?

 

Autor: Michael Woronko
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.