Resumen: La buena memoria se cultiva día a día. Descubriendo las buenas prácticas, podremos mejorar nuestra memoria de forma notable.
reloj homo eficiensLectura: 9 minutos, 6 segundos.

Todos lidiamos con la pérdida de memoria en algún grado: algunos olvidan dónde han puesto las llaves, otros olvidan porqué salieron de compras, mientras que otros incluso olvidan sus nombres. En caso de que no te encuentres con una resaca severa o una pérdida de memoria espontánea debido al nerviosismo ante un examen de Universidad, necesitas identificar la causa de tu pérdida de memoria y combatirla con métodos efectivos y adecuados.

Si crees que estás sano y llevas una buena vida, pero aún tienes problemas recordando cosas, aquí hay 14 maneras en las que puedes mejorar tu memoria y aumentar tu productividad académica o profesional.

1. Usa la mnemotecnia

nemonics

Así como el computador usa el código binario para almacenar información y luego sacarla para entregártela traducida, el cerebro humano está registrando la información con ciertos patrones y luego entregándola en una forma específica.

La mnemotecnia (o mnemónica) usa exactamente esta característica y te ayuda a guardar información con un código específico, permitiéndote luego acceder a ella de manera amigable.

¿Suena complicado, cierto?

Bueno, la verdad es que no lo es tanto. Cuando usas una mnemónica simplemente usas una rima o una abreviación para recordar cierta información. Para hacer eso usarás imágenes conocidas, información, olores y otras cosas para vincular la información nueva con la antigua.

Por ejemplo, PROMETANATELO puede compilar los procesos de la mitosis celular (Profase, Metafase, Anafase y Telofase) y es fácil de recordar, de esta forma cuando recuerdes la abreviación, te recordarás de cada palabra contenida en ese registro mental.

Una mnemónica puede ser cualquier cosa, no sólo una palabra, así que úsala a libertad con tu imaginación para amaestrar esta técnica de mejoramiento de la memoria.

2. Aprende algo nuevo

study

La memoria es como un auto: si no la usas, la pierdes. Para mejorar tu memoria y ayudarle a tu cerebro a mantenerse enfocado todo el tiempo, aprende algo nuevo tan frecuentemente como sea posible. No existe la receta para la larga vida, pero todas las personas que han vivido más que el promedio tuvieron esto en común (entre otros; una dieta saludable): ellos usaban su mente todo el tiempo.

Aprender un nuevo baile, un nuevo lenguaje, un nuevo juego – o cualquier cosa atractiva para ti, significará adquirir nuevas habilidades y probablemente nuevos amigos. Y ser sociable es también muy importante como verás luego en este artículo.

3. Duerme lo suficiente

sleeping

Mantener tu mente activa mejora el funcionamiento de tu cerebro y mantiene a tus neuronas ocupadas, luego al dormir todas las memorias se almacenan. A medida que te duermes, el cerebro cambia del estado “adquirir” al estado “almacenar”: durante el período de sueño REM (Siglas en inglés para movimiento rápido del ojo) tu mente clasifica todos los eventos del día y los vincula a otras memorias y conocimiento que ya posees.

Investigadores de la Universidad de California, Berkeley, estudiaron el proceso de pérdida de memoria en los ancianos y encontraron que esta discapacidad en el cerebro está vinculada a la mala calidad del descanso. Al mismo tiempo, otro estudio prueba que las siestas ayudan a los niños a incrementar su capacidad de aprendizaje.

Conectando estas 2 conclusiones nos lleva a una mayor: necesitas dormir lo suficiente para mejorar tu memoria, no importa qué edad tengas. Esto significa que necesitas dormir 8 horas como adulto, pero de todos modos varía en cada individuo.

La mejor manera de recordar la información que necesitas aprender es revisarla justo antes de dormir, de esta forma la información sedimentará en tu mente.

4. Enfócate en la actividad física

fitnes

Un estudio conducido por el Dr. David Jacobs en la Universidad de Minnesota, concluyó que las personas que mantienen una rutina regular de ejercicios de cardio a edad temprana tienen mejor memoria en la mitad de su vida; por ejemplo luego de los 45. Este estudio no es algo nuevo, ya que practicante en todo el mundo ya han notado que ejercicios como natación, atletismo, ciclismo y otros ejercicios parecidos ayudan a las personas a combatir la pérdida de memoria en el largo plazo.

Para mejorar tu memoria y mantener tu mente enfocada a medida que envejeces, ejercita tu cuerpo y también tu mente. Deberías escoger ejercicios de cardio sobre otros tipos de ejercicio, ya que incrementar la capacidad de tu corazón para bombear aumenta la cantidad de sangre que llega a tu cabeza.

5. Cuida tu alimentación

foods

El término “comida para la mente” no es nuevo: existen alimentos que mejoran tu memoria y mantienen tu mente alerta. Un nuevo estudio realizado en la Universidad Hospital de Basel, Suiza, mostró que el té verde es una de estos súper-alimentos. Ácidos grasos Omega-3, encontrados en nueces, peces de mar y aceite de oliva han sido estudiados y aprobados como mejoradores de la memoria, así que te recomendamos comerlos regularmente.

Otras comidas para incluir en tu lista diaria: huevos, tomate, vino tinto (con moderación), alcaparra, arándanos y cúrcuma. Estudios previos han demostrado que la vainilla, el romero y la salvia son grandes ayudantes también si buscas mejorar la memoria. La vainilla se usa en aroma terapia para mejoramiento de la memoria.

6. Medita y respira mejor

medidate

La meditación es muy popular en estos días, ha sido promovida como “cura milagrosa”, pero hay beneficios reales de los cuales puedes disfrutar.

Primero, la meditación puede acelerar tu ritmo cardíaco, llevando más sangre al cerebro; es decir más oxígeno.

Segundo, te ayuda a relajar y enfocarte en ti por todo ese tiempo, lo cual tiene efectos increíbles a largo plazo para el poder mental, así como al bienestar en general. La mayoría de las técnicas de meditación y ejercicios incluyen respiración profunda que es otra forma de mejorar la memoria y liberar estrés.

Al practicarla un par de minutos al día, tendrás una mejor postura, un mejor estad de ánimo y te sentirás más energético.

Lo mejor de todo: ¡ES GRATIS!

7. Disfruta la naturaleza

nature

Una caminata en la naturaleza ayuda mucho cuando buscas mejorar tu memoria y aumentar tu poder cognitivo. Investigadores de la Universidad de Michigan probaron esto en sujetos a los que se les pidió recordar una lista de elementos luego de caminar por la naturaleza o la ciudad. Los resultados demostraron que aquellos que dieron un paseo por la naturaleza tuvieron un 20% de mejor memoria al recordar los elementos de la lista.

Pero los investigadores no se detuvieron allí: una segunda vez hicieron el mismo ensayo, pero en vez de un paseo, se les presentaron imágenes de escenarios naturales o de ciudad. ¡Increíblemente, el resultado fue el mismo!

La siguiente vez que olvides algo, busca imágenes de escenarios naturales y quizás esto ayude a tu memoria.

8. ¡Juega, juega, juega!

play

Los juegos de computador son geniales, pero en muchos de ellos, es difícil que tus habilidades cognitivas mejoren.

Los juegos de lógica y estrategia sin embargo, pueden mejorar tu memoria y concentración, mientras que socializas y la pasas bien. Las mejores elecciones en términos de memoria son Ajedrez, Sudoku y juegos parecidos.

¡Las células grises en tu cerebro te agradecerán esas horas de juego!

9. Usa la programación neuro lingüística (PNL)

pnl

El concepto de PNL es relativamente nuevo, pero muy efectivo, ya que puede enseñarte como sobrepasar tus límites. La lógica básica detrás de la PNL es que los límites humanos son dibujados por cada individuo, de modo que pueden ser derrotados por la auto-sugestión.

Invertir tiempo solo, preguntándote cuál es la causa de la pérdida de tu memoria y descubriendo lo que realmente quieres, puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria y mejorar el poder de tu mente.

Esto funciona muy bien de la misma forma en que funciona un placebo. Un estudio incluso demostró que personas a las cuales se les repitió constantemente “el envejecimiento altera la memoria” puntuaron más bajo que personas a las cuales se les repitió que “no existen vínculos entre la pérdida de memoria y el envejecimiento”.

La meditación es un gran aliado de la PNL y ambas se complementan muy bien con una mejor alimentación, aroma terapia y actividad física.

10. Usa tu sentido del olfato

smell

Los perfumes no son geniales sólo porque huelen bien, pero también porque te ayudan a recordar cosas. La aroma terapia es una de las formas más accesibles para mejorar tu memoria. Y hay varios estudios que prueban que esto el altamente efectivo: La Universidad de Saint Louis, Escuela de Medicina en Missouri, es el lugar donde investigadores probaron la efectividad del romero y la menta piperita. Ellos usaron sustancias con la misma concentración de antioxidantes en ratones y encontraron que el romero incrementó el poder de concentración y tuvo efectos positivos en la prevención de pérdida de memoria debido al envejecimiento.

La menta tuvo los mismos efectos, así que la próxima vez que tengas que aprender matemáticas, consíguete un chicle de menta.

11. Presiona esos botones

acupunture

La acupuntura ha sido usada en la medicina China por siglos, con excelentes resultados en casi cualquier campo, así que no es sorpresa que funcione para mejorar la memoria. Cada parte de tu cuerpo está cruzado por nervios y canales de energía. Puedes estimular esos puntos con la ayuda de una aguja muy pequeña o presionando con tus dedos.

Para estimular tu memoria y obtener información importante, presiona tu sien suavemente con tus dedos por algunos segundos. Esto te ayudará a liberar estrés y recordar dónde pusiste las llaves que buscas.

12. Visualiza las memorias

memories

Un estudio realizado en la Universidad de Helsinki probó lo que muchos estudiantes ya sabían muy bien: los humanos tenemos una memoria visual poderosa. Asociar ciertas imágenes con información nueva puede ayudarte a acceder a esa información al ver la imagen nuevamente. En otras palabras, uno puede usar una imagen en particular para rememorar eventos pasados e información. Esto es el motivo de porque te salen lágrimas cuando miras imágenes antiguas de tu vida.

13. Deja de realizar tareas múltiples

multitask

Una de las mentiras más grandes en la historia del ser humano, en términos de productividad, es realizar varias tareas simultáneamente. A pesar del hecho que las compañías buscan por esta habilidad en empleados futuros, en realidad coarta mucho de lo cual puede ser logrado por una persona en un tiempo determinado. Para mejorar tu memoria y volverte productivo deja de hacer más cosas al mismo tiempo y comienza e enfocarte en una cosa a la vez.

Comienza tu día con la tarea más importante, luego toma un descanso. Retoma tu trabajo y luego para la tarde encárgate de los correos, dejando las tareas simples para las últimas horas. Si tienes reuniones, prográmalas a primera hora en el día, ya que la espera es un gran ladrón de la memoria.

14. Vuélvete social

14 social

Socializar es genial para tu cerebro y tu estado de ánimo en general.

Nunca subestimes el poder de una buena conversación, incluso si no es muy interesante. Una simple conversación de pasillo puede mejorar la memoria, ya que estimula muchas partes en el cerebro. Para tener una gran memoria, necesitas mantener tus sinapsis – la conexión entre tus neuronas – activas y conversar hace exactamente esto.

Incluso mejor, puedes acoplar otras actividades mencionadas anteriormente con ésta para sacar más provecho de ellas.

Autor: Helena Negru
Artículo original
Traducido por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.