Resumen: Entender los motivos de fracaso para otros, nos ayuda a entender lo que tenemos que evitar en nuestra búsqueda personal del éxito.
reloj homo eficiensLectura: 8 minutos, 9 segundos.

En el libro de O.G. Mandino “El mejor vendedor del mundo”, un hecho muy importante fue destacado:

Cualquiera entre miles de hombres sabios definirán el éxito en términos parecidos, sin embargo el fracaso siempre se describe de una forma. El fracaso es la inhabilidad de una persona de alcanzar sus objetivos cuales sea que estos sean.”

Mientras que el éxito es relativo, subjetivo y puede tener o no valor monetario, el fracaso es “una definición que se ajusta a todo”. Aquí debajo se listan 10 cosas que las personas hacen para fracasar.

1. No entienden el valor del tiempo

sand clock

“Cualquier emprendedor exitoso sabe que el tiempo es más valioso que el dinero mismo” – Richard Branson.

Las personas que no alcanzan el éxito en lo que quieren no valoran su tiempo. Están en todos lados, cuando sea y donde sea porque no tienen la habilidad de dedicar tiempo a sus objetivos. Y año tras año hacen nuevas promesas que nunca cumplen, simplemente porque no se tomaron el tiempo necesario requerido para esas metas. Las habilidades para administrar el tiempo, aprender a decir que no y saber cuáles compromisos tomar, son pasos hacia grandes éxitos en cualquier área de nuestras vidas.

2. No hacen cosas que se condicen con sus objetivos

meta

“No es difícil tomar decisiones cuando sabes cuáles son tus valores” – Roy Disney.

Mientras más importante es una meta, más alto estará en tu jerarquía de valores y más disciplina y orden tendrás asociado a ella. Mientras menos importante sea, estará más abajo en tu jerarquía y menos disciplina y más desorden estará asociado a ella. Las personas poco exitosas han confundido negocios con productividad. Ellos son parte de todo, pero nada de lo que hacen se alinea con sus valores y sus metas.
Escribir en un diario cuáles son tus metas e implementar estrategias que te puedan ayudar a llegar a ellas te ayudará a identificar las cosas que no están a la par con el lugar al que vas.

3. Nunca se preparan para lo que deben hacer

ghostbusters

“Las personas creen que el éxito en un área puede compensar el fracaso en otras áreas, ¿pero de verdad es así? La verdadera efectividad requiere balance.” – Stephen Covey.

¿Así que tu jefe apesta y realmente odias tu trabajo? Esto no es motivo para hacer mal tu trabajo y producir un resultado mediocre. Te están pagando por estar ahí, así que hazlo bien, la vida tiene esta ley universal de recibir lo mismo que se da. Si no lo sabías, escucha una canción de Jorge Drexler que habla de esto. Sólo se requiere madurez y sabiduría para perseguir la excelencia, no importan las circunstancias.
Las personas poco exitosas son las que se contentan con malas notas y no se molestarán en encontrar un método de estudio efectivo que ayude su capacidad de aprendizaje, porque después de todo, ser un estudiante distinguido tiene poco que ver con cuán inteligente eres, sino con cuán bien puedes planificar y prepararte, y eso te hace sentir más inteligente y eso por si mismo produce grandes resultados.

4. Tienen limitaciones auto-impuestas

limites propios

“Eres lo que eres por lo que crees” – Oprah Winfrey

La gente poco exitosa a menudo dice cosas como “Sólo soy bueno con los números”, “Simplemente no me gusta estudiar” y “No creo que me pueda hacer cargo de un negocio”. Ellos ponen límites en si mismos y excusan su comportamiento, pero realmente se trata de una manera de lograr menos y apuntar bajo para no fallar. Olvídate de la idea de que sólo tienes un set específico de habilidades y talentos para tareas definidas. Deja de pensar que no eres tan inteligente como la siguiente persona.
Lo que requiere la vida de ti, es que hagas lo mejor que puedas, por ti y por los otros.

5. Son buenos inventando excusas

excusas no

“Si no puedes hacerlo bien, al menos haz que se vea bien” – Bill Gates

Este tipo de personas encontrarán razones y lógicas para fundamentar el porque no pueden y porque no deberían. Algunas veces confunden esta aborrecible tendencia con “simplemente ser realista”. No tienen mucha imaginación y siempre encuentran formas para justificar porque algo no debería ser, pero realmente nunca lo intentan. El mejor remedio para esto es detener a tu mente cuando está construyendo excusas y reiniciar el motor que lo comenzó todo.

6. Les falta clase

clase

“Puedes fácilmente juzgar el carácter de una personas por cómo trata a aquellos que no pueden hacer nada por él” ― Johann Wolfgang von Goethe

Las personas poco exitosas usualmente no tienen inteligencia social. Dicen cosas como “Al menos estoy siendo honesto” o “así es como soy, acéptalo”. Ellos no saben cómo tratar a otras personas y tienden a ser arrogantes, por ninguna razón aparente la mayor parte del tiempo. A nadie le gustan los bocones, los petulantes, los engreídos o las personas que no saben agradecer los cumplidos. Estos rasgos pertenecen a personas involucionadas y no se alinean con la tónica de actuar con clase. Ser amable y respetuoso con las personas que te caen bien es fácil, ser amable y respetuoso con alguien que no toleras o con quien constantemente no estás de acuerdo – eso es carácter. Aprender sobre cómo hablarles a las personas es una habilidad que pocos han logrado pulir. Se ha dicho que la mejor forma de probar al carácter de un hombre es mirando cómo reacciona cuando luego de una larga línea de espera y se encuentra con un mal servicio, o cómo maneja las luces de navidad y su reacción cuando arruinas algún objeto muy caro que posea.

7. Son procrastinadores

procrasti cat

“Sólo deja para mañana lo que te gustaría dejar pendiente si te mueres.” ― Pablo Picasso

Lo divertido de esto es que generalmente son procrastinadores auto-proclamados. No ven vergüenza en ello. Esto se relaciona a nunca entender el valor del tiempo. Están bien con vivir una vida que se mantenga en el ayer. Ellos viven la vida como si tuvieran otra extra en el banco. Entender que estás muriendo desde el momento en que naces y tener la sabiduría para entender que cada día es un regalo y que te lo debes a ti mismo para hacer lo que más puedas en esas 24 horas, porque nada te garantiza el mañana.

8. No toman acción

no accion

“Haz algo hoy, que tu futuro yo agradezca” – Les Brown

La simplicidad de esta regla de la vida (la cita de Les Brown) puede ser la razón de porque ignoramos la magnitud de sus efectos. La gente poco exitosa tiende a ponderar y dejar huellas en las arenas del tiempo. Pueden hablar acerca de un gran juego y sueñan en grande, pero carecen del coraje para dar el paso hacia adelante. Deja de soñar acerca de lo que será, los sueños no son malos por si mismos, pero debes levantarte, mostrarte y HACER ALGO para verlos convertidos en realidad. Deja las reuniones sociales extensas y comienza a hacer algo.

9. No pueden encarar a la adversidad

adversidad

“Mucho sol y nada de lluvia hacen al desierto” – Proverbio Árabe

Había un joven ovejero, él no era un guerrero y era de poca altura. Miró al gigante y dijo “Te tumbaré al suelo y te cortaré la cabeza” y eso es exactamente lo que hizo. Las cosas que suponen un desafío, son tan grandes como nosotros las queremos ver y tan fuertes como nuestra debilidad lo permita.
Las personas poco exitosas no han entendido esto y se rinden muy rápido porque las cosas se vuelven incómodas, se vuelven un poco duras, quieren rosas sin espinas, bebés que no supongan responsabilidades y un pote con oro al final del arcoíris sin atravesar por la tormenta.
Superar los desafíos no sólo nos acerca a nuestras metas sino que también nos transforman en alguien que nunca imaginamos que existía. No temas conquistar tus miedos y entrar en un nuevo territorio, dejar tu zona de comodidad y desafiarte a ti mismo. En la mitad de la adversidad el coraje nace. Nunca sabrás cuán fuerte eres si nunca tuviste que pelear y algunas veces podrás fracasar, pero al menos fracasaste probando a Golitah que no era el gigante terrible que él pensaba.

10. Son apáticos

daria give a damn

“Así, porque eres tibio y no caliente o frio, te escupiré fuera de mi boca.” -Revelation 3:16

Existen personas que se sientan en los límites, en las mitades. Nunca tienen opinión sobre algo, no pueden tomar decisiones y son extremadamente ignorantes. No pueden sostener conversaciones inteligentes y no son abiertos de mente si no es en relación a lo que saben. Piensan que el resto debería ver la vida como ellos la ven. Son indiferentes a todo y no tienen una postura sólida sobre algo. No leen, no se educan más allá de la “educación formal” y no ponen esfuerzos en cómo se presentan ellos mismos. Incluso si nunca alcanzan su mayor potencial esto está bien porque en un mundo lleno de maravillas y curiosidad han encontrado una forma de estar aburridos. La apatía es un asesino silencioso. Encuentra algo que te apasione, incluso si no te pagan por ello. Usa tu talento.

Las personas que están ahí afuera haciendo que las cosas pasen, no son tan extraordinarias como las queremos ver. Son mucho como el resto y gran parte de su tiempo no son así de excepcionales, pero han logrado llegar al lugar en que están y quedarse allí porque han afinado el arte de la disciplina y de ser la persona correcta en el tiempo correcto. Quizás tienes muchas cosas que quieres completar y algunas veces te sientes tan abrumado porque simplemente no hay suficiente tiempo. Entonces apaga el celular, desconéctate de vez en cuando, dejar de preocuparte por lo que hace el resto y te asombrarás del potencial que puedes alcanzar.


Autor: Kayiba Mpoyi
Artículo original
Traducido y editado por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.