Resumen: Crear buenos hábitos antes de dormir es fundamental para descansar mejor, planificar y lograr más al día siguiente. Existen hábitos adoptados por muchas personas debido a su efectividad, y si han funcionado para el resto, puede que funcionen contigo también.
reloj lectura yelLectura: 6 minutos, 4 segundos.

Las personas más productivas tienen en común ciertos hábitos en sus rutinas diarias que contribuyen a su éxito. Ellos entienden que su éxito comienza y termina con su salud mental y física, de lo cual dependen sus hábitos diarios antes de dormir.

Con esto dicho, a continuación se compilan 10 acciones que aquellos que más logran en nuestra sociedad tienen en común.

  1. Revisar el día

revisar dia

Steve Jobs fue un gran ejemplo de que la vida se vive al máximo cada día. El explicó maravillosamente este concepto cuando dijo: “Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa. Ir a la cama diciendo ‘Hemos hecho algo maravilloso’, eso es lo que me importa.”

En general, las personas exitosas, antes de dormir, se toman un tiempo para pensar sobre lo que hacen y si es que tiene significado. Al final del día ellos piensan sobre cómo han aportado positivamente al mundo y revisan si las metas que han logrado están en línea con su visión general. De esta manera, hacen planes para analizar sus progresos y evaluar cada acción tomada.

Así que hoy, antes de dormir, revisa tu día. Te ayudará a esclarecer lo que quieres y qué te motiva para tomar acción en tus metas.

  1. Escribir los pensamientos

escribiendo

Ellen DeGeneres, (ganadora del Emmy) estaba acostumbrada a escribir sus pensamientos, sentimientos y emociones cuando era más joven: “Escribir es realmente catártico, porque lo suelta todo y trae lo mejor de ti.”

La gente super-productiva y exitosa, escribe sus pensamientos, sensaciones y emociones. Luego intentan analizar cuándo y por qué las cosas han resultado mal. Ellos escriben para mejorar sus habilidades comunicacionales y mentales para ser un mejor líder.

Escribir te ayudará a agudizar tu modo de pensar, a despejar tu mente, a destruir pensamientos negativos y darle atención a las emociones más dominantes durante el día. Escribir un diario podría revelarte algo oculto sobre ti o tu vida.

Personas como Theodore Roosevelt, Thomas Jefferson, Charles Darwin, Benjamin Franklin, Andrew Carnegie, Ralph Waldo Emerson y Winston Churchill tenían un diario, así que ¿por qué no intentarlo?

  1. Leer libros

reading time

Esta es la prueba de que grandes lectores son grandes líderes. Por ejemplo, el multi-millonario Bill Gates es un gran lector, porque cada noche antes de ir a dormir, invierte una hora leyendo un libro; y de los temas más variados.

Muchas personas que han alcanzado el éxito son lectores voraces. Ellos invierten al menos 20 minutos leyendo antes de dormir cada día. Con esto expanden su visión y su conocimiento para estar mejor preparados a la hora de liderar y motivar a sus equipos para construir y nutrir grandes proyectos.

Otro beneficio de ser un lector constante es que este simple ejercicio mejora tu salud mental en el largo plazo.

  1. Definir prioridades para el día siguiente

prioridades

Con tantas cosas pasando a diario, puede resultar muy fácil perder el foco en lo que estamos intentando lograr. Es por eso que, antes de dormir, la gente productiva revisa su agenda y planifica para el siguiente día.

Ellos hacen una lista de todo lo que tienen que hacer antes y después de comenzar a trabajar, y más importante aún, establecen prioridades. Esto les permite comenzar el día siguiente más preparados, más confiados y menos estresados.

Incluye este hábito en tu itinerario escribiendo tus 3 a 5 tareas más importantes del día siguiente, cada noche. Si por algún motivo no alcanzas a hacerlo cada noche, entonces haz lo posible para que sea lo primero que hagas en la mañana siguiente; los cambios serán inmediatos!

Y recuerda: Cada minuto que pases planificando, ahorra 10 minutos ejecutando.

  1. Invertir tiempo de calidad en familia

family time

“Un hombre nunca debería descuidar a su familia por los negocios” -Walt Disney

¡Totalmente cierto! Es fundamental pasar tiempo de calidad en tu familia para lograr conectarte y mantenerte conectado. La vida es realmente agitada, y ya seas un empleado o un emprendedor, siempre sentirás que hay muchas cosas que hacer y que el reloj está en tu contra.

Pero a pesar de esto, es realmente importante agendar tiempo para tu familia como prioridad. Así que haz un esfuerzo por tener conversaciones con más significado con tus hijos, padres o parientes. Apaga la TV y comparte con tu familia en la mesa.

Mientras más tiempo pasen juntos, mayores serán las probabilidades de construir experiencias de calidad.

  1. Ejecutar

exeute

Las personas super-productivas usan sus habilidades, talentos, energías y conocimiento al máximo posible. Ellos hacen lo que se necesita hacer, no sólo lo que les gusta hacer. Ellos siempre están dispuestos a trabajar duro y comprometerse para terminar el trabajo al fin de la jornada.

Todos tenemos 24 horas. Pero sólo los que usan este tiempo de la mejor forma posible consiguen los resultados que buscan; separándolos inmediatamente de la multitud que no le saca provecho completo a su tiempo.

  1. “Detox” digital

detox digital

Después de colapsar en el suelo a causa de cansancio y falta de sueño, Arianna Huffington ha sido una “evangelista” de la “desconexión”. En su best-sellerThrive”, ella comparte la importancia de desconectarnos de nuestra agitada vida, para relajarnos y ocuparnos de nuestro cuerpo y espíritu, redefiniendo lo que significa ser exitoso en el mundo de hoy.

Asi que cada noche, antes de dormir, aléjate de tu Smartphone, apaga la TV e invierte tiempo contemplando la quietud y el silencio. En el corto plazo, sentirás que tu energía cambia y que tu salud mejora. Además, tendrás más tiempo para otras actividades que realmente disfrutas.

  1. Invertir tiempo en la naturaleza

nature spend

No existe mejor ejemplo que Sir Richard Branson. Sin embargo, Branson ha demostrado a lo largo de su agitada carrera de negocios, que esto no significa quitar las cosas que más importan en tu vida. Para sentirte fresco y listo para lo que sea, necesitas encontrar tiempo para sumergirte en la naturaleza y divertirte.

Si no puedes nadar en las aguas cristalinas del Caribe, caminar puede convertirse en la manera perfecta de apagar tus pensamientos del trabajo luego de un día estresante, para reflexionar en lo que te interesa o para simplemente poner en silencio tu cabeza por un tiempo.

  1. Meditar

 meditate

Russell Simmons, Tim Ferriss y Oprah Winfrey, sólo por nombrar algunos, meditan en la mañana y antes de dormir. Y es que cuando nuestra mente está más relajada, somos más receptivos a ideas e incluso, es más fácil concentrarse en distintas tareas.

Con esto en mente, prueba con 10 minutos al día; ya sea de mañana o de noche, para meditar y dejar que tus pensamientos fluyan de manera natural. Al día siguiente te sentirás con más energía, mejor concentración y más productivo.

  1. Visualizar el futuro

visualizing

Muchas personas exitosas se toman el tiempo de visualizar en el futuro los resultados de los proyectos en los que se encuentran trabajando. Oprah Winfrey es una de estas personas, visualizando cada noche la imagen del mañana para tener claridad de los desafíos y obstáculos que deberá sortear.

Prueba imaginando cada noche, algunos minutos, sobre cómo sería tu versión del futuro siendo exitoso en lo que estás embarcado hoy. Esto te ayudará a motivarte para hacerlo posible, porque ya lo has visto en tu mente.

Si puedes desarrollar estos 10 hábitos, aumentarás tu productividad en poco tiempo y tu vida será mucho mejor.

¿Estás listo para comenzar el cambio?

Artículo original
Autor: Luigi Potenza
Traducido y editado por Cristian Estrada
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete ahora y recibe quincenalmente nuestro contenido directo en tu correo!
Powered by Optin Forms
The following two tabs change content below.
Científico curioso. Estudiante autodidacto. Escritor sobre viajes en bicicleta, productividad y temáticas hídricas. Ciclista y Montañista adicto a la aventura. Corazón de Voluntario, DIY y Hacker.